Sociedad

ECOS - QUIÉN SOY

Javier Labata Calvo: 45 años por Huesca en bicicleta

“La Granja San Lorenzo era como un pueblo pequeño y había muchos críos que nos criamos libres”

Javier Labata Calvo: 45 años por Huesca en bicicleta
Javier Labata Calvo: 45 años por Huesca en bicicleta
S.E.

Su mostacho y sus anchas patillas estuvieron de moda en la época de José María Íñigo, pero a él no le importa. Tampoco se ven bicicletas del color amarillo de la suya, pero le da igual. Así es Javier Labata Calvo (Huesca, 1964), a quien sus amigos llaman "Jotajota" y muchos de los que han estudiado en el Colegio Pío XII en los últimos 25 años, "Pirata".

Nació en la Clínica de la Inmaculada y se crió en la Granja San Lorenzo. "Allí trabajaba mi padre, en Porta, y una docena de familias vivíamos en casas de dos plantas, con árboles y mucha zona de jardín alrededor; mi madre tenía dos mil roseras. Era como un pueblo pequeño y había muchísimos críos que nos criamos sueltos dentro de la granja, libres. Es decir, la infancia difícilmente podía haber sido mejor... Mi madre nos llamaba a comer con una corneta".

Llegó la edad de estudiar y una furgoneta dejaba a cada niño en su centro docente, a él en San Viator. "Mi padre hizo un gran esfuerzo para que estudiara con los curas, pero yo realmente era feliz en el campo...". Acabó la EGB y formó parte de "la primera generación que fue al Instituto Lucas Mallada. Eso me abrió el mundo, me abrió totalmente la mente, no tenía nada que ver con San Viator".

Con 18 años se puso a trabajar. "Comencé en la incubadora de Porta, después en el matadero de Milsa, en Lérida; luego en Luna hasta la crisis del 93, que nos despacharon a todos los temporales". Estando en el paro preparó oposiciones para el Patronato Municipal de Deportes "y desde hace 26 años trabajo sobre todo en el Pabellón polideportivo del Pío XII, en el mantenimiento de las instalaciones". Trabajos que nada tienen que ver con su sueño de adolescente: "quería ser Rodríguez de la Fuente".

Eso sí, "llevo 45 años circulando por Huesca en bicicleta. Viviendo en la granja y siendo menor de edad, si quería independencia lo suyo era la bicicleta; hasta que me hice mayor y tuve coche". Pero las dos ruedas siguen siendo muy importantes en su vida, que "la bicicleta me parece un transporte rápido, cómodo, barato, no contaminante y muy solvente". Además, Huesca "es una buena ciudad para ir en bici", aunque lamenta que "esté tan descuidado el tema de la bicicleta. Se impulsó en su momento todo con el PP, pero estos no se lo han creído o no les interesa, y no han hecho nada. Hay cruces en carriles bici sin pintar desde entonces, señales que no se ponen, baches... No solo no se ha avanzado nada, sino que ha aumentado el deterioro y no se arregla nada".

El movimiento del 15M le llevó a la plataforma Stop Desahucios; donde Javier sigue colaborando, y ahora le preocupa "qué va a pasar, con esta nueva crisis, con los alquileres, con las ayudas que anuncian y no llegan...".

Cuando tiene tiempo, le gusta ir al monte, al huerto de Monflorite o a ayudar a anillar pájaros. Naturaleza.

Etiquetas