Sociedad

LA CHISPA

Una nueva vida sin turistas para los animales del zoo de Fuengirola

El comportamiento de muchas de sus especies ha dejado de ser el mismo

Una nueva vida sin turistas para los animales del zoo de Fuengirola
Una nueva vida sin turistas para los animales del zoo de Fuengirola
B.F.

MÁLAGA.- Después de nueve semanas sin recibir turistas, la vida de los animales del zoo de Fuengirola (Málaga) ha cambiado. Desde que, como consecuencia de la covid-19, el Bioparc cerró sus puertas al público, el comportamiento de muchas de sus especies ha dejado de ser el mismo. En los que más se aprecia es en los mamíferos, según ha explicado a Efe la responsable de Mercadotecnia y Comunicación del parque, Marta Pérez. Toñi y Tissa son una pareja de leopardos que llevan cerca de quince años en el centro. Antes de que cerrara, era muy habitual ver sobre todo a Tissa, el macho, defendiendo su territorio. Pero en estos días, es más común verlo junto a Toñi. "Por naturaleza, los mamíferos son seres sociales y cualquier estímulo que detectan en otros individuos les atrae y les llama la atención", y por eso son ellos los que han sufrido grandes cambios en su actitud, explica.

Etiquetas