Sociedad

PROYECTO EDUCATIVO

Cuatro estudiantes de Monzón triunfan en el Certamen Efigy

Consiguieron el premio en la categoría de Proyecto más innovador por "Vipe"

Cuatro estudiantes de Monzón triunfan en el Certamen Efigy
Cuatro estudiantes de Monzón triunfan en el Certamen Efigy
S.E.

HUESCA.- Las alumnas Andrea Salas, Marta Sierra, Lucía Bartolomé y Martina Sahún, de 4º de la ESO del Colegio Salesiano Santo Domingo Savio de Monzón, acaban de triunfar en el II Certamen Tecnológico Efigy, en el que consiguieron la victoria en la categoría de Proyecto más innovador.

Las estudiantes lograron este gran éxito gracias a Vipe (Vivienda Internacional Pasiva de Emergencia), un proyecto destinado a la construcción eficiente de hogares para seis personas vulnerables en contenedores marítimos reciclados, del que el jurado destacó "su contribución a la innovación en el ámbito de la tecnología y la justicia social".

La Fundación Naturgy puso en marcha en septiembre de 2019 el concurso, en el que participaron 400 alumnos de 30 centros educativos provenientes de 11 comunidades autónomas.

Las cuatro alumnas, capitaneadas por el profesor Dani Meler, pasaron a la final del certamen por votación popular, una cita que se realizó de forma virtual debido a la crisis del coronavirus, en la que se impusieron ante siete finalistas de todo el territorio nacional.

"Esto supone una aportación económica de 1.500 euros en material Stem, para nuestro centro educativo", explican las jóvenes, que se juntarán "con las debidas precauciones sanitarias" para disfrutar del logro.

Las alumnas se muestran "contentas y agradecidas" por el premio debido al "alto nivel" de competencia. "Creemos que todo nuestro esfuerzo se ha visto recompensado", aseguran, antes de agradecer su apoyo a "los que han compartido, votado y apoyado el proyecto Vipe".

"Creemos que la parte que más ha llamado la atención del jurado ha sido el enfoque social. Además, el vídeo que realizamos, que desde nuestro punto de vista era muy visual, puede que haya contribuido en la decisión", reflexionan.

El proyecto nació ya desde el principio con la intención de presentarlo al Certamen Efigy. "A partir de ahí nos reunimos con Dani (Meler) y nuestro tutor, Mario Molins, para hacer una lluvia de ideas y tras indagar en varias decidimos elegir esta", recuerdan las laureadas estudiantes.

A la hora de diseñar la vivienda empezaron por plasmar su idea en un boceto a mano alzada. "Posteriormente trasladamos a programas informáticos tanto el exterior como el interior para poder visualizarlo de una forma más realista y precisa", comentan.

"Este proyecto ha sido ideado para ayudar a los refugiados bélicos, población de bajos recursos, refugiados climáticos, afectados tras catástrofes naturales o incluso en emergencias sanitarias", añaden.

Las principales diferencias con otras iniciativas solidarias son que esta "da solución a más de un problema actual, como podría ser el abuso de las energías no renovables o la escasez de agua", además de que a la larga "no supone ningún gasto económico, porque se autoabastece", lo cual "hace más viable" esta idea, especifican.

Las estudiantes terminan confirmando que les encantaría convertir este sueño en realidad: "Siempre que podamos contribuir a una causa social, estaríamos encantadas".

Etiquetas