Sociedad

SERIE

"Vis a vis", el oasis del que el público querrá beber

La rompedora ficción se despide definitivamente de la audiencia

"Vis a vis", el oasis del que el público querrá beber
"Vis a vis", el oasis del que el público querrá beber
FOX

MADRID.- Las luces del hotel "El Oasis" se apagaron este lunes para decir adiós a una rompedora ficción como Vis a vis, un proyecto con identidad que, como dice Alba Flores, "ha puesto la diversidad encima de la mesa" y lo ha hecho "desde las mujeres".

Hablar de una serie como esta es contar la historia de un proyecto rompedor, potente y, definitivamente, con identidad. Una identidad que no sólo viene marcada por el aspecto cromático -el característico color amarillo de los uniformes de las presas- sino por el carácter conferido al guion, los personajes y las técnicas de realización.

Si hubiera que definir esta ficción con un único término sería "riesgo". Desarrollar un proyecto de estas características en el que, como explicó hace unos días Alba Flores en un encuentro virtual con la prensa, era arriesgado, pero, al mismo tiempo, necesario.

Era necesario que la ficción española diera el paso y alcanzara el nivel de profundización que Vis a vis ha logrado con el desarrollo de cada una de las historias de sus personajes, desde sus grandes protagonistas, Maca (Maggie Civantos) y Zulema (Nawja Nimri), hasta papeles secundarios en cuyas tramas también ha sido visible la evolución.

En Vis a vis cada personaje cuenta y cada historia, por pequeña que sea, tiene su importancia, algo muy valorado por el público que, sediento de diversidad y pidiendo a gritos un espacio televisivo para el desarrollo de personajes femeninos de peso, no dudó en reclamar su retorno cuando esta fue cancelada en Antena 3, donde se emitieron dos temporadas (2015-2016).

Los seguidores de la serie crearon la "Marea Amarilla" y se movilizaron de tal manera que los creadores y productores buscaron la forma de extender el universo carcelario de la mano de FOX, en la que se emitieron la tercera y cuarta entrega, con cambio de prisión incluido.

Asimismo, los inicios tampoco fueron sencillos. La ficción creada por Iván Escobar, Esther Martínez Lobato, Daniel Écija y Álex Pina tuvo que superar el obstáculo del "original y copia", al tacharla muchos de ser un calco de Orange is the new black.

Sin embargo, Vis a vis demostró que a pesar de que el planteamiento inicial podía resultar similar, el desarrollo y la evolución le daba aquella identidad que algunos intentaron desdibujar.

Superada esa primera barrera, personajes tan icónicos como Zulema Zahir, Saray (Alba Flores), Rizos (Berta Vázquez), el doctor Sandoval (Ramiro Blas), Sole (María Isabel Díaz Lago), Antonia (Laura Baena) o más recientemente Goya (Itziar Castro) lograron ganarse la confianza del público y cautivarlo, con momentos únicos, nunca antes vistos en otras ficciones.

El riesgo asumido por la serie, hablando en términos de explicitud en escenas de violencia, sexo o incluso lenguaje, ha sido una constante bofetada de realidad para un público que, en lugar de cambiar de canal o abandonar la ficción, ha dado un paso más allá junto a ella y la ha acompañado a lo largo de cuatro temporadas, reclamando incluso una quinta.

¿Qué hicieron sus creadores? Volver a atender los deseos de su "Marea Amarilla" y prolongar el universo Vis a vis a través de una trama sin resolver: el tándem Maca-Zulema.

De esta forma surgió Vis a vis: el oasis, una quinta y última temporada con sabor a spin-off, despedida y tequila con la que la serie cierra su círculo. La rivalidad entre las dos grandes protagonistas de la serie se lleva al extremo haciendo que vivan una realidad nunca antes imaginada, pasando de ser compañeras de celda por obligación a compañeras de atracos por elección.

Este nuevo e inesperado giro en la trama, en la localización -fuera de la cárcel- y en el propio desarrollo de los personajes es lo que convierte a Vis a vis en ese producto único que el sediento público, como si de un oasis en medio de un desierto se tratara, siempre deseará encontrar en su camino.

Etiquetas