Sociedad

CAMPUS ESTIVALES

Los niños de Graus pasan un verano divertido en el Summer Fun

El Ayuntamiento ha cedido las instalaciones del colegio Joaquín Costa para acoger las actividades

Los niños de Graus pasan un verano divertido en el Summer Fun
Los niños de Graus pasan un verano divertido en el Summer Fun
E.F.

GRAUS.- El campus infantil Summer Fun, impulsado por el gimnasio local GRS, ha arrancado con una veintena de alumnos y con la colaboración del Ayuntamiento de Graus para suplir la falta de escuela de verano debido a la crisis sanitaria. El número de niños prácticamente se duplicará en las próximas semanas, pero la disponibilidad de las instalaciones municipales del Colegio Joaquín Costa garantiza las medidas de distanciamiento entre grupos y de desinfección de espacios.

La iniciativa Summer Fun del gimnasio de Judith Balaguer, recogió la inquietud de las familias de conciliar vida laboral y atención de sus hijos, que necesitaban actividad tras meses de confinamiento y la respuesta fue muy positiva, recordó la propietaria. "Empezamos con dos grupos en el gimnasio, pero el tercero ya no nos cabía, y al comunicarnos que la escuela de verano de Graus no se iba a realizar nos pusimos en contacto con el Ayuntamiento para ver si nos cedían alguna instalación pública. Estuvieron de acuerdo porque había necesidad social, y nos dejaron espacio suficiente para plantear el campus con todas las garantías".

La concejala de Educación y Deporte del Ayuntamiento de Graus, Beatriz Cosculluela, explicó las circunstancias que han permitido sacar adelante esta colaboración público-privada que viene a cubrir un importante hueco en este momento. "Otros años, teníamos a la Amypa al frente de la escuela de verano, con el "Abierto por Vacaciones", pero este año con toda la normativa para poder llevar a cabo esta iniciativa se ha complicado y no ha podido desarrollarlo. Es lógico y comprensible, pero hay muchos niños cuyos padres trabajan y se estaban quedando solos en casa", relató la edil en relación a esta feliz coincidencia.

"Entramos en contacto con empresas de la zona para ver si iban a desarrollar algo y, una de ellas, GRS, sí estaba impulsando la propuesta Summer Fun, así que decidimos colaborar con este gimnasio cediendo 6 aulas del cole, dos en cada planta para que cada grupo tenga su baño".

El campus comenzó el pasado día 15 de junio y, como todavía había profesorado trabajando en el centro, se habilitó otro espacio de forma temporal. "Empezaron el día 15 y les cedimos también la zona del gimnasio, mientras los profesores acababan con las notas. Luego han pasado a las aulas previstas. Hay bastante demanda. Cerraron inscripciones porque no tenía sitio y nos pidió colaboración".

Además de las aulas, se cuenta con el patio del recreo, que está resultando fundamental. "Tenemos suficiente espacio para poder diferenciarnos. Los pequeños que están al final, en los columpios, los medianos en la parte central y los mayores. Hoy es el día del agua por eso van en bañador, pero hemos hecho muchas actividades. Hicimos manualidades, un cerdito con globos y papel periódico, por ejemplo", detalló Judith, satisfecha con la respuesta de las familias y de los propios niños.

En estos momentos, el campus Summer Fun acoge a una veintena de niños que se dividen en tres grupos de un máximo de 8 en cuanto llegan a primera hora. "Vienen todos a la vez, pero están separados. Solo nos juntamos un momento para la recepción y la recogida. Llegan, hacemos el control de temperatura y la higiene de manos y ya nos separamos en los distintos grupos". La semana próxima, hay previsto incorporar un nuevo grupo y otro más la siguiente. "Hay ya cinco previstos y la idea es duplicar el número actual a lo largo del verano ocupando las seis aulas de que disponemos porque muchos de los que están ya vendrán todo el verano", detalló Balaguer, quien comentó que los grupos se hacen principalmente por edad, aunque en algunos casos por afinidad. Entre los niños, figuran algunos de poblaciones de la zona como Perarrúa o Campo.

Esta semana, relató la propietaria de GRS, Summer Fun empieza también en Torres del Obispo, localidad perteneciente al municipio de Graus, por lo que el Ayuntamiento ha aplicado la misma política de cesión de espacios. "El Ayuntamiento de Graus nos han cedido un local porque hay semanas que habrá hasta 8 niños".

De momento, la marcha de Summer Fun está siendo muy satisfactoria para todas las partes, sobre todo, desde que se puede disponer del colegio. "Habíamos pedido el parque de la Constitución para separar grupos, pero hemos visto que es más fácil centralizarlo todo en el colegio, donde solo estamos nosotros, porque todos los días, antes de empezar el campus, desinfectamos toboganes, columpios, mesas y sillas. Este espacio lo tenemos controlado y desinfectado", aseguró Judith Balaguer, satisfecha sobre todo porque "los niños están contentos".

GRS, sin embargo, continúa dispuesto a adaptarse a las necesidades de las familias. "Estamos abiertos a sugerencias de cara a ampliar horarios, por ejemplo. Ahora, Summer Fun funciona de 9:30 a 13:30 horas, pero hay padres que quieren ampliar media hora al principio o el final e incluso se podría estudiar un horario de tarde", concluye la responsable.

Etiquetas