Sociedad

PRESENTACIÓN LIBRO

Lucía González- Mendiondo: "Al institucionalizarse, el feminismo ha perdido muchísima fuerza"

La sexóloga, psicóloga y profesora de la Universidad de Zaragoza presenta su libro "El género y los sexos" en Huesca

Lucía González- Mendiondo: "Al institucionalizarse, el feminismo ha perdido muchísima fuerza"
Lucía González- Mendiondo: "Al institucionalizarse, el feminismo ha perdido muchísima fuerza"
S.E.

HUESCA.- Lucía González-Mendiondo llama a "repensar el movimiento feminista" en su nuevo libro, El género y los sexos, que se presentó este lunes por la tarde en Las Pajaritas del parque Miguel Servet de Huesca.

En la obra, la sexóloga, psicóloga y profesora de la Universidad de Zaragoza cuestiona el concepto de género, critica la institucionalización de la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, y aterriza en el terreno de lo íntimo y personal.

"Al institucionalizarlo, este movimiento rebaja sus demandas para adaptarse al sistema y pierde muchísima fuerza. No puedes criticar al patriarcado de raíz dentro de las propias administraciones", asevera. En esta línea, la autora sostiene que "muchas veces se habla de las mujeres sin tener en cuenta a las propias mujeres", por lo que la mitad de la población "se queda estancada en el papel de víctima de siempre".

Por otro lado, la madrileña matiza que "hacían falta unas leyes que dieran repuesta a la desigualdad estructural que sigue existiendo".

No obstante, la escritora critica que "cualquier conflicto que se produce entre una pareja heterosexual puede ser interpretado como machismo", algo que "no tiene por qué ser así", porque muchas veces surgen "fruto de la diferencia".

"ES ABSURDO SEPARAR EL GÉNERO Y EL SEXO"

Fenómenos como las Terf (feministas radicales que excluyen a las personas transexuales) son consecuencia de "separar el género y el sexo", un pensamiento que nació en los años 70 y que es "absurdo" en su opinión.

"Decir que una mujer trans no es mujer es una barbaridad, pero tampoco estoy de acuerdo con la teoría "queer", porque nadie elige su identidad. Las personas sienten una cosa u otra y luego esto puede coincidir o no con los genitales", reflexiona. "Todos somos seres intersexuales, porque lo masculino y lo femenino conviven en cada uno de nosotros", agrega la autora, que no está de acuerdo con la afirmación de que "el sexo es biología y el género, cultura".

PROBLEMAS ÍNTIMOS

Definir las relaciones heterosexuales en términos de desigualdad "nos lleva a muchos problemas, sobre todo en la vida íntima y erótica", dice.

"El deseo masculino y el femenino no son iguales y si esto se achaca al machismo podemos caer en el puritanismo, porque estamos criminalizando injustamente la erótica masculina para intentar acabar con las agresiones, y esa no es la solución", asevera.

González-Mendiondo sabe que sus opiniones pueden generar controversia, por eso celebra que "el libro ha tenido una buena acogida" entre las líneas feministas.

Etiquetas