Sociedad

ECOS - QUIEN SOY

Armando Sáinz Castillo: “Me he divertido un montón con todo lo que he hecho, y me encantan las tertulias improvisadas”

Deporte, prensa y música, 3 ejes básicos en la vida

Armando Sáinz Castillo: “Me he divertido un montón con todo lo que he hecho, y me encantan las tertulias improvisadas”
Armando Sáinz Castillo: “Me he divertido un montón con todo lo que he hecho, y me encantan las tertulias improvisadas”

Armando Sáinz Castillo (Huesca, 1954), nació en la calle Sancho Ramírez, al lado de la tasca Casa Jacobo. Muy cerca, en la plaza de San Félix, estaba el negocio de su padre, la tapicería en la que continúa trabajando en la actualidad, en otro emplazamiento. Nació con una discapacidad en el lado izquierdo del cuerpo y por ello comenzó los estudios algo más tarde en La Normal. El curso siguiente pasó a Salesianos, donde había estudiado un hermano suyo. Allí "los estudios se puede decir pasaron a un segundo plano, porque solo hacía que cantar. Era voz blanca en el coro. En mayo iba cinco veces a la capilla y me tenía que quedar hasta las 9,00 de la noche porque hacían una misa para las beatas". Con 13 años fue al Instituto, donde hizo 3º y 4º de bachiller.

No pudo seguir estudiando "porque durante un tiempo tuve unas crisis que me dejaban sin sentido. Hasta que el médico de cabecera me envió a Zaragoza, a la consulta de D. Santiago Úcar, quién me quitó toda la medicación que tomaba porque "lo que tiene el chico es que no tiene nada". Solo que es un poco apocado. Tiene que hacer vida normal. Fue mano de santo, un cambio total".

Hizo más deporte entonces, natación sobre todo y fútbol sala. Con el equipo de "los amigos, San Lorenzo, estuvimos largos años en la liga municipal". Hizo un cursillo de monitor deportivo y después otro de natación.

Por entonces más o menos comenzó su relación con la prensa: Zaragoza Deportiva, Aragón Exprés y Nueva España, "junto a Francisco Javier y José Enrique Palacio, dos lumbreras siempre hagan lo que hagan y amigos de críos. Eso sí, sin cobrar un duro, excepto alguna salida. Esta experiencia fue algo total para mí. De siempre me había gustado escribir. En el Instituto nos daba Literatura Doña Angelita Martín, una mujer muy dura pero que si le hacías muy bien una redacción...". En Nueva España coincidió con Juan Antonio Foncillas, José Julián García de Eulate Luna, Javier Gironella, Fernando Bernués, Luis García Núñez, Mateo, Dionisio Barrio, de talleres... "Escribíamos de todo, fueron unos tremendos años de conocer gente y allí donde íbamos nos acogían de maravilla. Se puede decir soy amigo de la casa".

Su vida tiene un tercer eje básico, la música. En Salesianos, ya queda dicho, estuvo en el Coro; su hermano José Luis tocaba en Los Simun´s "y aunque yo no he tocado ni cantado nunca después, sí he oído un montón de música y desde 2009 estoy en YouTube con la página ArmaniS ArsacaS, con una media de 20.000 visitas mensuales. Es una página de música selecta, para oyentes exclusivos." Así pues, "es normal que ame la música", dice.

Resume su vida hasta ahora así: "me he divertido un montón con lo que he hecho" y resalta que "me encantan las tertulias de todo tipo". Y en cuanto a la pandemia, pues... "que nos la han metido, pero bien. ¡Toca cuidarnos!".

Para terminar, un refrán: "en la vida, de dineros, amores y amistad..., la mitad de la mitad".

Etiquetas