Sociedad

CHISPA

Termina una era con el café centenario Moro, de la Casba de la ciudad Rabat

El mítico Café Moro de la Alcazaba (o Casba) de los Udayas de Rabat, un café centenario y visita obligada de todo viajero en la capital de Marruecos, ha quedado reducido a polvo y escombros. No queda en pie sino la higuera que daba sombra al público. El alcalde de la capital, Mohamed Sadiki, dice a Efe que el lugar "amenazaba ruina" y que será reconstruido "de forma idéntica" a como estaba en un plazo "de doce a quince meses". El Café Moro existía desde hace cien años y representaba para Rabat lo mismo que el Haffa de Tánger, el Café Loti de Estambul o el Fishawi de El Cairo: esos lugares realmente añejos que guardan la memoria de una ciudad y que han sido tan fotografiados a lo largo de su historia que su imagen se confunde ya con la de la propia urbe.

Etiquetas