Sociedad

ENTREVISTA

Javier Marquina: "Después de este cómic sé que puedo enfrentarme a cualquier reto"

El guionista oscense firma 1585: Empel, un tebeo que rescata un pasaje "increíble y emocionante" de la Guerra de los 80 años

Javier Marquina: "Después de este cómic sé que puedo enfrentarme a cualquier reto"
Javier Marquina: "Después de este cómic sé que puedo enfrentarme a cualquier reto"
S.E.

HUESCA.- 1585: Empel es el título del nuevo tebeo de Javier Marquina (Huesca, 1975), que surgió por una propuesta del editor de Cascaborra, Julián Olivares, que le ofreció guionizar un episodio de la serie "Historia de España en Viñetas".

Tras estudiar un listado con eventos claves de nuestro pasado, el oscense eligió el Milagro de Empel, porque "es un episodio tan increíble, emocionante y curioso que es imposible resistirse".

Marquina opina que, en términos generales, "hay un enorme vacío con respecto a la historia de España", ya que conocemos "poco y mal".

"Tenemos una versión sesgada de lo que fuimos, cuando debería ser obligatorio recordar de dónde venimos para saber a dónde vamos", dice el autor, quien añade que Empel "no es una excepción".

"Es un pasaje clave en la Guerra de los 80 años y, por tanto, un episodio que marca el devenir de los tercios en los Países Bajos en los años siguientes y, por tanto, el devenir del propio Imperio español", cuenta.

Sin embargo, "solo es conocido por auténticos aficionados a la historia", y entre los hechos curiosos que generó destaca que, si la Inmaculada concepción es la patrona de la Infantería Española, "es precisamente por lo que pasó en la isla de Bommel hace más de 400 años".

"La parte "sobrenatural" del asunto es la que más impacta, aunque hay registros que confirman que, quitando los aspectos más místicos del tema, todo lo que se narra pudo ocurrir. En general, el siglo XVI y XVII es una época fascinante y los tercios españoles uno de los ejércitos más importantes, cruciales y trascendentales de la historia de la humanidad", comenta el guionista, quien añade que "también es uno de los más denostados".

Crear un cómic histórico "es una tarea ingente", como confirma Marquina. "Hay que ser riguroso, meticuloso y muchas veces bucear en varias fuentes y tratar de encontrar la más cercana a los hechos reales", señala.

Aunque la labor de documentarse fue agotadora, al final resultó "apasionante" y le ayudó mucho en los diálogos de los personajes, de los que se siente "orgulloso".

Jaime Infante firma los dibujos del cómic y Guillermo Pereira el color, una colaboración que fue "fantástica", dice.

"Todo ha sido fluido y colaborativo, aportando ideas por todas las partes y corrigiéndonos errores mutuos -sobre todo con Infante- cuando la situación lo requería. En el caso de Jaime, hasta puedo decir que he encontrado un buen amigo", destaca.

1585: Empel es el tercer cómic de Marquina. "Todos los que han leído los anteriores saben que lo mío es la ciencia ficción y los superhéroes, así que hacer uno histórico era una prueba. Me ha demostrado que soy guionista y que puedo enfrentarme a cualquier reto", resalta, antes de confirmar que el público ha aprobado esta apuesta arriesgada: "No esperábamos estar a punto de agotar la primera tirada en apenas un mes, así que estamos muy contentos".

Etiquetas