Sociedad

LA ENTREVISTA

Cristina Sieso: "Aunque se pierda vigor y lozanía, siempre hay belleza en el interior"

Su proyecto "Inmarcesibles", que se expone en el BFoto, aborda las relaciones sociales a partir de sus propias experiencias personales

Cristina Sieso: "Aunque se pierda vigor y lozanía, siempre hay belleza en el interior"
Cristina Sieso: "Aunque se pierda vigor y lozanía, siempre hay belleza en el interior"
D.A.

HUESCA.- Inmarcesible. Que no se puede marchitar. Es el significado detrás del término empleado por la fotógrafa zaragozana Cristina Sieso para nombrar el proyecto fotográfico que expone, hasta el 20 de septiembre, en la Sala Francisco de Goya de la Uned de Barbastro en el marco del Festival de Fotografía Emergente BFoto.

"Trato de explorar las relaciones sociales a partir de mis propias experiencias personales", explica Sieso. Asegura que empezó "como un juego, o algo puramente estético. Al cabo del tiempo, observé que lo que pasaba es que las fotos me estaban hablando, estaban mostrando mis propias emociones de las situaciones o de las relaciones con las personas de mi entorno. Las estaba expresando al jugar con la figura y la forma de los elementos fotografiados", explica.

También se empezó a dar cuenta de que "a través de nuestras emociones se determina cómo nos relacionamos con los demás. Las emociones varían mucho, saltas de una a otra, están en constante movimiento, y creo que es así como nos relacionamos con los demás".

Un universo de emociones inmarchitable, que es la muestra de cómo la propia Sieso se siente, pero, añade, "por otro lado considero que son emociones y situaciones vividas, compartidas y cotidianas y quizás a través de la imagen también las demás se sientes reflejada".

Es precisamente de ese cotidiano de donde esta fotógrafa saca su inspiración, "de lo que vivo a diario", por ello las emociones "no están categorizadas, lo que siento en ese momento, en ese día, es lo que me sale representar". Sin clasificación alguna con la que especificar qué emoción va asociada a cada imagen, porque, asegura, "la misma situación que a mí me produce alegría a ti te provoca ansiedad".

En esa exploración de las emociones, naturaleza que ya ha caído del árbol se configura delante de su objetivo para arrojar la idea que evoca el título del proyecto. "Aunque se definen así, no me gusta mucho llamarlas naturalezas muertas, porque creo que al final no se marchitan, ni nos marchitamos nosotras", añade, "aunque las cosas pierdan el vigor o la lozanía, incluso el color, siempre hay belleza en nuestro interior. Hay hermosura, aprendemos, vamos moviéndonos, dejamos nuestra huella pero no nos marchitamos".

Hojas y flores que Sieso va recogiendo en la calle, "que me llaman la atención, no voy buscando nada. Me dejo guiar por las sensaciones, a veces me llama la atención una hoja que está muy marchita y otras veces me llama una que está muy vigorosa", como los días, "siempre las cojo que se hayan caído, nunca las arranco".

Por el momento no tiene proyecto a la vista pero pretende continuar con el trabajo, iniciado en 2016, en reeducación de la mirada con adolescentes, "para que aprendan que la imagen es un lenguaje para comunicarnos, tanto para ellas como emisoras, pero también para que aprendan a leer las imágenes como receptoras".

Etiquetas