Sociedad

IGLESIA

La Diócesis de Barbastro y Monzón no renueva la curia

El obispo Pérez confirma que el curso comenzará con criterios de continuidad

La Diócesis de Barbastro y Monzón no renueva la curia
La Diócesis de Barbastro y Monzón no renueva la curia
Á.H.

BARBASTRO.- El Obispado de Barbastro-Monzón mantendrá los cargos y responsabilidades actuales sin realizar cambios en la curia diocesana, según ha manifestado el prelado Ángel Pérez. "Tocaba renovación completa de la curia y del organismo pastoral, habitual cada cinco años, pero el curso ha sido diferente y comenzará con criterios de continuidad porque nos parece lo más sensato, prudente y fecundo en estos momentos".

Hace pocos días han finalizado las visitas pastorales a pueblos y parroquias de los cuatro arciprestazgos de Sobrarbe-Ribagorza, Somontano, Cinca Medio-Litera y Bajo Cinca. "Esta etapa se da por finalizada y en el próximo curso iré a los pueblos en función de las necesidades pastorales. A cambio, esteré un día completo cada mes en las cuatro grandes ciudades para que la gente pueda hablar conmigo y plantear inquietudes", explica.

El balance ha dejado muchas sensaciones. "Les ha sorprendido la proximidad del obispo extensiva, en muchas ocasiones, al comedor de casa, la habitación de una diocesana con cerca de 100 años, o la más reciente a Encarna Nager (105) en Barbastro. Una abuela de la montaña me dijo ¡ay, hijo mío, has venido de propio!... Cuando oyes que no pareces el obispo pienso que algo no hemos hecho bien. Mi gran riqueza ha sido descubrir la grandeza y la fe profunda en pueblos, mirar con otra mirada".

En cuanto al tema de Primera Comunión que afecta a numerosas familias, señala que "hay niños y niñas que ya la han hecho y la mayoría, no. En tiempo de la pandemia, se formó un equipo de crisis para resolver muchas situaciones, a veces diarias, entre ellas las primeras comuniones en mayo que no se pudieron celebrar". En este aspecto, "se fijó el criterio de que familias, párrocos y catequistas se pusieran de acuerdo cómo y cuándo, extensiva al sector de restauración para concretar fechas. Se han establecido normas personalizadas".

Respecto a 25 años de la fundación de la Diócesis de Barbastro-Monzón, que se celebrará el próximo 27 de septiembre en la catedral de Monzón indica que "por una vez se hizo justicia y se ejecutó el Decreto porque era un anhelo sentido por todo el Aragón oriental que los pueblos, parroquias y comunidades cristianas -bien pastoreadas desde Lérida-, era el sentimiento de los sacerdotes y en los pueblos. Se hizo justicia pero fueron necesarias numerosas gestiones ante la Nunciatura y el Papa".

En cuanto la situación de la diócesis donde lleva cinco años, "quiero morir aquí -afirma- y ser el Pastor hasta que el Papa quiera. Ahora mismo no contemplo otra. Dios proveerá, pero me siento muy feliz, bendecido, agradecido y cada día más conmovido en esta tierra martirial, de grandes fundadores, santos, profetas y poetas. Sacar lo mejor de cada uno es trabajo diario y mi sorpresa es como se articula una diócesis pobre en número y envejecida con clero de talla donde la labor de los laicos es esencial porque hacen grande la Diócesis, en estos momentos".

Respecto a los próximos cinco años, apunta que "habría que consolidar el trabajo realizado entre los cuatro arciprestazgos organizados conforme a su propia idiosincrasia. Se responde a las necesidades pastorales en cada territorio, se trabaja de manera coordinada para que converjan las sinergias para crear una Diócesis más moderna, evangélica y del pueblo".

Se refiere al proyecto de la Pulsera Turística que se puso en marcha en junio para visitar seis monumentos locales. "La acogida ha sido exigua hasta ahora. Es evidente que arrancó en momentos difíciles, pero forma parte de un proyecto de Patrimonio que ha venido para quedarse". La torre-campanario forma parte del itinerario pero las visitas no han sido posibles. "Está disponible y preparada en cuanto las autoridades sanitarias lo permitan pero desconozco cuándo será. Mientras, se trabaja en las tareas de iluminación exterior de la torre con la colaboración de la empresa local que ha tenido la iniciativa para hacerla viable después de muchos años. Espero que pronto sean el foco de Barbastro".

En la misma línea destaca "la excelente labor que se realiza en el Museo Diocesano por parte del director y su equipo de colaboradores además de la Asociación de Amigos, en consonancia con el esfuerzo de la curia en general. Se hace un trabajo oculto pero fecundo. Además, dispone del taller adecuado restaurar las obras religiosas y conservarlas en espacio seguro. El museo ha creado un estilo que vale la pena".

El obispo considera que "el turismo religioso es muy atractivo y por cifras del año 2019 mueve a miles de personas con alicientes atractivos e interesantes entre varios sectores. Mal que pese a algunos, el turismo religioso mueve mucho. Es normal que desde el Obispado se trabaje en esta línea y entre ellas la Ruta del Románico. Toda la Diócesis es un museo abierto con historia escrita en las piedras".

Etiquetas