Sociedad
en colaboración con agropienso

“Nosotros miramos la capacidad para desempeñar el puesto, seas hombre o mujer”

Nieves Peropadre, gerente de Agropienso, destaca que el 60 por ciento del equipo directivo de la empresa son mujeres, un porcentaje que a veces “sorprende” en un sector tradicionalmente masculino.

Nieves Peropadre, cuarta por la izquierda, junto al resto de mujeres de su equipo directivo.
Nieves Peropadre, cuarta por la izquierda, junto al resto de mujeres de su equipo directivo.
Agropienso

Agropienso, la puntera empresa literana dedicada a la fabricación de pienso para alimentación animal, tiene un equipo directivo en el que el 60 por ciento de sus miembros son mujeres. Un porcentaje logrado no por la aplicación de cuotas ni por medidas de discriminación positiva, sino por la valía personal de cada cual, según apunta Nieves Peropadre, gerente de la empresa.

El dato es llamativo al pertenecer Agropienso a un mundo, el agroganadero, tradicionalmente masculino, aunque en el que la mujer ha dejado atrás su ancestral papel de “acompañante” del marido e hijos en las tareas agrícolas y ha ido visibilizando su trabajo y su valía profesional. Pero no sólo se ha reconocido el trabajo femenino en el campo y se está normalizando que una mujer esté al frente de una granja o una empresa agrícola, sino que ocupa puestos de toma de decisiones en sociedades o instituciones del sector agroganadero.

"Estaba en otro puesto y he accedido a la dirección por promoción interna"

Nieves Peropadre es un ejemplo de mujer directiva en un ámbito dominado, tradicionalmente, por el hombre. En los cuatro años que lleva en Agropienso ha logrado, mediante promoción interna, llegar a la gerencia de la empresa donde está rodeada por un equipo mayoritariamente femenino. “Yo estaba en otro puesto y he accedido al puesto de dirección por promoción interna”, recalca, como una fórmula que da valor a la empresa.

En este sentido, asegura, “nosotros miramos la capacidad que tú tienes para desempeñar el puesto, seas hombre o mujer”.

"Creo que vamos a ser el ejemplo de lo que serán las empresas"

Agropienso se creó como cooperativa en 1979 por un grupo de ganaderos, aunque en aquel momento (hace 42 años) ya había alguna mujer entre sus socios, recuerda la actual gerente. “Agropienso ha ido evolucionando. De una fábrica de pienso inicial, ahora ya tenemos dos fabricas, tiendas agroganaderas, secadero, estación de servicio... Nuestra plantilla ha ido aumentando a la par que nuestra actividad ”, relata Nieves Peropadre, que asegura que en su trayectoria profesional en la empresa no se ha sentido discriminada por ser mujer y no considera que su camino haya sido más complicado que el de sus compañeros varones.

“Mi experiencia no ha sido así”, contesta a la pregunta de si por ser mujer ha tenido que luchar más que los hombres del equipo directivo. “Aquí se valora lo que tú sabes hacer, no se mira si eres hombre o mujer; yo esa diferencia no la he notado. Tenemos un equipo en el que somos iguales, vemos un compañero y ya está”, asevera. Y aunque en la empresa asegura no haber sentido que por ser mujer se podía poner en duda su valía o el desempeño de su trabajo, sí reconoce que a veces “sorprende” que haya mayoría de mujeres en la dirección de la empresa. Y aunque no se atreve a asegurar que es un caso excepcional, confiesa que en el sector primario no es lo habitual.

No obstante -añade- “creo que vamos a ser el ejemplo de lo que llegarán a ser las empresas”.

"Tenemos un equipo en el que somos iguales"

El acceso a estudios superiores ligados al sector, como Ingenierías, Veterinaria, Ciencias Físicas o Químicas o Dirección y Administración de Empresas, ha posibilitado que la mujer opte a puestos que antes ocupaban, mayoritariamente, hombres. Así, las mujeres que están en la dirección de Agropienso, al igual que los hombres, cuentan con estudios superiores, y “no hay diferencias” en los sueldos por ser hombre o mujer.

Nieves Peropadre concluye que “no me veo diferente a mi marido en nada, mis obligaciones son las mismas que las suyas. Yo en mi casa tengo chica y chico, y para mi son iguales”. l

Etiquetas