Sociedad
en colaboración con asn

Bienestar animal y nutrición, un reto y una necesidad

Aragón está posicionada como una de las Comunidades Autónomas a la cabeza de la producción porcina nacional, contribuyendo a satisfacer las exigentes demandas del mercado sin perder nunca de vista el bienestar de los animales 

Un lechón alimentado con productos adecuados para el bienestar animal fabricados por la empresa ASN.
Un lechón alimentado con productos adecuados para el bienestar animal fabricados por la empresa ASN.
ASN

La demanda de alimento aumenta inexorablemente en países de todo el mundo a medida que aumenta el nivel de desarrollo. Con esta demanda, crece el consumo de proteína animal. Además, las preocupaciones por el bienestar animal atraen más atención a medida que los consumidores empiezan a conocer las implicaciones que tiene sobre la salud de los animales.

El bienestar animal comprende distintos elementos que podrían resumirse, a grandes rasgos, en tres puntos (Fraser, 2008): El primero pone el foco en la salud física y el funcionamiento biológico de los animales. El segundo punto implica la ausencia de estados negativos que afectan al animal, como podrían ser el dolor, el estrés o el hambre. En tercer lugar, está la creencia de que el bienestar depende de la capacidad del animal para vivir en un entorno que le permita expresar sus comportamientos naturales.

El desafío reside en satisfacer esta demanda creciente de producción para la alimentación al mismo tiempo que se garantizan excelentes niveles de bienestar animal y se protege la seguridad alimentaria.

La OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal) es la organización responsable de elaborar normas en materia de bienestar animal, que es un tema complejo con múltiples dimensiones científicas, éticas, económicas, culturales, sociales, religiosas y políticas. Los cuatro pilares de la estrategia de la Organización Mundial de Sanidad Animal: el desarrollo de normas de bienestar animal; el refuerzo de competencias y educación; la comunicación con gobiernos, organizaciones y el público; y la implementación de normas y políticas de bienestar animal

La nutrición de los animales entra dentro de la declaración de los principios fundamentales de bienestar animal. La nutrición inadecuada de los animales en las granjas no solo afecta a la productividad, sino también a la salud y el comportamiento y, por tanto, al bienestar animal que, al mismo tiempo, tiene repercusiones en la seguridad y la calidad de la cadena alimentaria debido a los estrechos vínculos entre bienestar animal, salud animal y las enfermedades transmitidas por alimentos que ponen en riesgo a los consumidores.

En los sistemas de producción actuales existe un control de todos los insumos y se caracterizan por una alta eficiencia técnica. En este contexto, el bienestar nutricional de los animales está salvaguardado gracias a la implicación directa de nutricionistas animales especializados que se encargan de la preparación y el control de las dietas animales. Esta alta tecnificación y conocimientos permiten la adaptación de la nutrición a las necesidades de los animales en cada situación. Además, la formulación por parte de expertos garantiza que las materias primas empleadas sean las más adecuadas para su especie, raza, edad y estado de salud. En cuanto al modo de alimentación, los animales son alimentados ‘ad libitum’, a libre disposición y mediante sistemas altamente automatizados, lo que garantiza que nunca experimentan hambre por ausencia de alimento.

Sin perder de vista el bienestar animal, otro de los objetivos principales de la industria es el desarrollo de estrategias nutricionales más sostenibles. Si bien la comprensión de los requisitos nutricionales de los animales y la preparación de alimentos que los cubran ha sido perfeccionada en los últimos años, la oportunidad de enfocar la nutrición para abordar objetivos de sostenibilidad está menos explotada.

Aragón es un territorio que cuenta con un amplio abanico de empresas implicadas en diversas actividades relacionadas con la producción animal y más concretamente con el porcino. Desde la fabricación de piensos, pasando por la crianza de los animales y hasta su sacrificio, todas las empresas aragonesas implicadas en el sector han demostrado abogar por la calidad, el bienestar animal y el bienestar de sus trabajadores y su tierra, buscando siempre las opciones más sostenibles. Son numerosas las empresas aragonesas relacionadas con la ganadería porcina pioneras en materia de bienestar animal, entre otras cosas, con una gran capacidad de adaptación a las demandas de los consumidores y en constante evolución.

Entre ellas está ASN, Alternative Swine Nutrition S. L., una firma asentada en Fraga desde 2014, aunque con una experiencia de más de 40 años en la creación de piensos de alta gama, que está especializada en alimentación porcina, en concreto de lechones. “Nosotros formulamos los piensos y también aditivos para otras fábricas”, explica la veterinaria Beatriz Tello, que apunta que ASN cuenta con un departamento de I+D y otro técnico, que se encargan de desarrollar este tipo de productos y probarlos en granjas comerciales, y luego los sacamos a la venta”. La planta genera todos sus productos, algo que supone un valor añadido, destaca Beatriz Tello. ASN comercializa sus productos por toda España y también exporta a otros países.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas