Sociedad
en colaboración con residencia rey ardid huesca

"En la residencia, se incrementa la autoestima, la empatía y el bienestar"

Minerva Morago, directora técnica del Área de Mayores de la Fundación Rey Ardid, explica la necesidad de establecer relaciones sociales entre las personas de edad avanzada.

Las modernas instalaciones de la residencia Rey Ardid Huesca.
Las modernas instalaciones de la residencia Rey Ardid Huesca.
Residencia Rey Ardid Huesca

"Muchas personas eligen acudir a una residencia o centro de día para poder beneficiarse de sus terapias y programas de atención, pero hay algo mucho más importante: la sociabilidad". Así explica Minerva Morago, directora técnica del Área de Mayores de la Fundación Rey Ardid, la necesidad de establecer relaciones sociales entre las personas de edad avanzada. "En los domicilios –señala Morago–, muchas veces se encuentran solas y apenas se relacionan con un grupo muy reducido de personas. En cambio, en la residencia, los estímulos aumentan y la necesidad del ser humano de pertenecer a un grupo hace que las personas incrementen su autoestima, su empatía y su bienestar".

Para la experta: "Las relaciones que se forman entre compañeros, basadas en la ayuda mutua, en la comprensión y en el humor, y también las que se establecen con los profesionales, de afecto y cariño, hacen de la elección de este recurso un éxito en la mayoría de las ocasiones". "Desde la residencia Rey Ardid Huesca sabemos que debemos ofrecer un abanico grande de actividades para poder cubrir las necesidades que cada individuo tiene, que son muy diferentes entre sí".

Para cumplir con este objetivo, en el centro disponen de programas de atención adaptados para los residentes y sus familias, entre los que destacan los de rehabilitación a nivel cognitivo y funcional; las terapias de estimulación en demencias; el programa de envejecimiento activo de rehabilitación funcional; y el de fisioterapia respiratoria post-covid.

Además, también cuentan con atención centrada en el usuario en unidades de convivencia, un servicio que también dispone de una específica para personas con demencias y Alzheimer.

Por otro lado, en la residencia Rey Ardid Huesca dan una especial importancia a las ‘actividades significativas’, entre las que sobresalen todas las que se realizan al aire libre –hortoterapia, estimulación sensorial y ejercicio físico–, y cuentan con tecnología innovadora al servicio de los cuidados. El sistema de petición de ayuda individualizado, las camas de Alzheimer y los sensores de cama, que garantizan una mayor seguridad y protección de los residentes, son solo algunos ejemplos de ello.

El centro también pone el énfasis en su plan de alimentación para garantizar un buen cuidado. Para ello, cuentan con una cocina propia donde elaboran los menús en coordinación con dietistas profesionales y también con comités culinarios, formados por una representación de usuarios y trabajadores.

Desde la residencia Rey Ardid Huesca también consideran muy importante la privacidad. Para asegurarla, disponen de una gran oferta de habitaciones individuales, todas ellas con baño privado, donde el residente podrá disfrutar de un espacio tranquilo, luminoso y hogareño, pudiendo personalizar la estancia a su gusto para sentirse como en casa.

Por último, la residencia también dispone de un servicio de centro de día, en el que los usuarios pueden beneficiarse de los distintos programas que realizan.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

<
Etiquetas