Sociedad
en colaboración con coca-cola

Un proyecto clave para combatir el cambio climático

A través de ‘Mares Circulares’ Coca-Cola ha involucrado a más de 100 organismos implicados en la sostenibilidad de los entornos acuáticos.

El programa incluye acciones de formación y sensibilización.
El programa incluye acciones de formación y sensibilización.
Coca-Cola

El cambio climático es uno de los principales problemas que existen para el planeta. Un fenómeno que amenaza a la naturaleza y a la población mundial y que cada vez más organizaciones tratan de combatir desde diversos frentes.

Uno de ellos son los entornos acuáticos, cuyo cuidado es fundamental para conservar los ecosistemas y la biodiversidad. En este sentido, Coca-Cola puso en marcha en 2018 ‘Mares Circulares’, un proyecto en red impulsado por la empresa en España y Portugal destinado a la limpieza de costas, entornos acuáticos y fondos marinos, la sensibilización y formación sobre el reciclaje y el fomento de la economía circular.

Asimismo, desde 2022 integra el cambio climático en todos sus ejes de actuación. El programa cuenta con un importante valor científico gracias a los monitoreos reportados cada año al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miterd) para el Informe Anual de Seguimiento de Basuras Marinas. Las intervenciones que se llevan a cabo se apoyan en soluciones y tecnologías innovadoras que luchan contra el problema de la basura marina. Además, parte de los plásticos recogidos en estas son reciclados y convertidos en diferentes productos.

La iniciativa surgió como respuesta al reto global que supone la correcta gestión de los envases. Unos elementos que son esenciales para la compañía, así como para el conjunto de la industria alimentaria, ya que permiten responder a las necesidades del consumidor y garantizan una disponibilidad segura y de calidad de los productos.

Recogida de envases

Así, y para afrontar con garantías este desafío, Coca-Cola ha diseñado una estrategia que pasa, por un lado, por tener un firme compromiso para recoger todos y cada uno de los envases para que ninguno termine como residuo en la naturaleza, especialmente en los océanos, y, por otro, por la innovación.

Un plan que la compañía abordar desde cinco enfoques. En primer lugar, eliminando los materiales y envases innecesarios. Después, reduciendo el plástico virgen. A continuación, innovando en soluciones y servicios de rellenables o de dispensado. Asimismo, recogiendo otro envase por cada uno que vende. Y, por último, desarrollando nuevas tecnologías con diseños pioneros de envases sostenibles y soluciones de reciclaje y nuevas formas inteligentes de eliminar los residuos de estos recipientes.

Cabe destacar igualmente que ‘Mares circulares’ está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, especialmente con el 12 (producción y consumo responsables), el 13 (acción por el clima), el 14 (vida submarina) y el 17 (generación de alianzas para el desarrollo sostenible).

Por último, cabe resaltar también que un centenar de voluntarios participaron en la jornada de limpieza de la ribera del Ebro que Coca-Cola organizó recientemente en la zona de Ranillas de Zaragoza. Los voluntarios consiguieron recoger un total de 92 kilos de residuos, limpiando así el entorno e impidiendo que estos acabaran en el mar. La actuación se realizó con la colaboración de Chelonia, entidad internacional sin ánimo de lucro especializada en la conservación de especies y ecosistemas amenazados del colegio Salesianos, la Asociación Aragonesa Pro Salud Mental (Asapme) y un grupo de pacientes y responsables del Centro Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen.

Etiquetas