Sociedad
EN COLABORACIÓN CON EL Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Aragón

Ángel Más: “Nuestra entera dedicación siempre estará en la salud del paciente”

El sector farmacéutico de Huesca destaca su labor en la construcción de un mundo más saludable en la celebración de su Día Mundial.

Las farmacias son comercios muy necesarios.
Las farmacias son comercios muy necesarios.
Pablo Segura

Con el lema 'La Farmacia, unida por un mundo más saludable', el sector farmacéutico resalta su labor a nivel global como garante de la salud de la ciudadanía en la celebración de su Día Mundial, organizado por la Federación Internacional Farmacéutica (FIP).

El objetivo que persigue este día, es dar una mayor visibilidad al papel del profesional farmacéutico en su tarea de prevención de enfermedades, promoción de la salud, investigación y seguimiento de tratamientos.

Ante el significante “farmacia”, lo primero que uno imagina es la habitual oficina de confianza, donde el paciente adquiere los medicamentos necesarios. Actualmente se calcula que la provincia cuenta con 127 oficinas de este tipo. Sin embargo, esta profesión va más allá, llevan a cabo su actuación desde múltiples ámbitos: farmacia hospitalaria, salud pública, análisis clínicos, industria y distribución farmacéutica, alimentación, óptica y acústica, dermofarmacia, ortopedia y docencia.

Los últimos datos facilitados por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Huesca, registran un total de 320 colegiados, de los cuales, 276 realizan su ejercicio en: oficina de farmacia (225), salud pública (21), farmacia hospitalaria (11), laboratorio clínico-análisis clínicos (5), industria (4), administración pública- atención primaria (3), comerciales detallistas (2), técnicos de organización colegial (2), docencia e investigación (1), y otros (2).

Todos ellos trabajan por un objetivo común: el paciente. Por ello, el lema de España se ha reforzado con la leyenda “Todos para uno”, que pretende hacer hincapié en la dedicación de los profesionales en el cuidado de cada paciente.

La pandemia visibilizó más que nunca la categoría de servicio esencial que ocupa el sector farmacéutico. En momentos de crisis, se demostró la cercanía de la farmacia con el paciente, colaborando con el resto de profesionales sanitarios para que el ciudadano alcance una cuota de salud plena. “Somos un equipo multidisciplinar que está en primera línea, fácilmente accesible, incluso a veces más que los servicios médicos. Somos una pieza clave en la promoción, prevención y mejora de la salud del paciente” expresa Elena Palacios, Vocal Coordinador de vocalías técnicas.

La salida profesional más próxima al ciudadano, es la oficina de farmacia. “Es fundamental la recomendación del farmacéutico. No sólo suministra el medicamento, sino que le aporta toda la información necesaria. En los casos en los que el usuario es habitual, el profesional puede ofrecerle una visión integral según las patologías que rodeen al usuario” indica Palacios.

Cuidar la farmacia rural

El sector farmacéutico aragonés presentó en las Cortes, el pasado día 15, una propuesta para “salvar la farmacia rural”. En su reunión con Javier Sada, presidente de las Cortes, propusieron medidas concretas para mejorar la viabilidad económica y frenar la brecha digital. En este sentido, Ángel Más, presidente del Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Aragón aseguró que: “la red aragonesa de farmacias ofrece a todos los ciudadanos las mismas prestaciones y hace accesible los medicamentos y tratamientos a todos los aragoneses, sin distinciones ni discriminaciones, da igual si vives Zaragoza, en Barbastro o en Martín del Río. Asegurar la sostenibilidad de la Red de Farmacias, especialmente en las zonas frágiles, despobladas y deprimidas es fundamental para garantizar la igualdad y la equidad de todos los aragoneses”.

Dentro de este conjunto de medidas, se proponen entre otras: sistemas personalizados de dosificación, dirigido a personas con dificultades para gestionar de forma correcta su farmacoterapia. En segundo lugar, realizar un seguimiento de los medicamentos de los pacientes crónicos y polimedicados, para asegurar una correcta toma y detectar posibles problemas con la efectividad. Por último, proponen una atención farmacéutica domiciliaria, similar a la realizada durante la pandemia, donde se ofrece un servicio dirigido a las personas con dificultad de desplazamiento.

El sector farmacéutico quiere salvar la farmacia rural.
El sector farmacéutico quiere salvar la farmacia rural.
Rafael Gobantes

Asimismo, Ángel Más afirma que “estamos avanzando” refiriéndose a las mejoras de la farmacia rural, y recuerda que la Diputación de Huesca repartió ayudas a las oficinas rurales por “ser más sensibles y un ancla para la población”. Mantener una farmacia en un medio rural “es más costoso” porque el ratio poblacional por el número de medicamentos es más bajo. Se calcula que 50 farmacias -en municipios de menos de 1000 habitantes- de toda la provincia se encuentran en este caso. La cuantía de estas ayudas no es una cifra fija, varía según diversos factores, entre ellos, el nivel de despoblación y el número de habitantes.

Por otro lado, las denominadas farmacias de Viabilidad Económica Comprometida (VEC), son 9 en toda la provincia, y en el conjunto nacional, suponen un 3,9 % de las oficinas de farmacia.

Sobre la situación de farmacéuticos en la Comunidad, Ángel Más apunta a que la tasa de desempleo en este sector es prácticamente nula. De hecho, pueden llegar a encontrar dificultades a la hora de encontrar un farmacéutico en caso de baja laboral. “Necesitamos más farmacéuticos por todo el territorio”, asegura.

Por todo ello, en este Día Mundial, recuerda que: “el farmacéutico hace llegar el medicamento allá donde se encuentre el paciente. Estamos agradecidos por ser reconocidos por el resto de compañeros sanitarios y por la administración”. Y concluye: “queremos seguir creciendo como profesionales, nuestra entera dedicación siempre estará en la salud del paciente”. 

Etiquetas