Sociedad
EN COLABORACIÓN CON BBVA

Primera entidad financiera en brindar soluciones e-commerce

Los clientes pueden acceder a través de las ayudas del kit digital.

Autónomos y empresas pueden ahora digitalizar sus negocios de manera mucho más sencilla.
Autónomos y empresas pueden ahora digitalizar sus negocios de manera mucho más sencilla.
Pixabay

El comercio electrónico está hoy más al alcance que nunca en España para las pequeñas y medianas empresas gracias al nuevo programa de ayudas al Kit Digital. Esta medida, puesta en marcha por el Gobierno con la financiación de fondos europeos para modernizar el tejido productivo español, necesita de agentes que ayuden a autónomos y empresarios a llevarla a cabo. En este sentido, BBVA ha sido pionera al convertirse en la primera entidad financiera en nuestro país en estar homologada como agente digitalizador en la categoría de comercio electrónico, uno de los 12 apartados dentro de los servicios incluidos del Kit Digital.

Para ello, el banco pone a disposición de sus clientes la solución de pago para e-commerce: un TPV Virtual desde el que no solo podrán vender a través de internet y gestionar los pagos de manera fácil e inmediata, sino que también les será posible realizar el seguimiento digital de sus ventas.

"BBVA ha sido siempre una de las entidades líderes en facilitar soluciones de pago a grandes empresas, PYMES o autónomos españoles- señala Mónica Parada, responsable de e-commerce de BBVA España-. Estar como agente digitalizador era para nosotros clave con el fin de seguir ayudando a clientes y no clientes en su crecimiento a través de la digitalización".

En España, se calcula que el 51% del empleo está en manos de las empresas de menos de 50 trabajadores, lo que evidencia la importancia de ayudarlas en su proceso de transformación digital. En realidad, antes de la pandemia muchas pequeñas y medianas empresas españolas ya habían comenzado a preocuparse por implementar su estrategia digital. Y el Covid puso de manifiesto a los que aún no se habían percatado la imperiosa necesidad de subirse al carro del e-commerce como estrategia empresarial de futuro. Sin embargo, muchos pequeños negocios se encuentran con barreras y problemas para llevarlo a cabo, como la falta de financiación.

En su labor como agente digitalizador, BBVA facilita para empezar a todas aquellas empresas interesadas el acceso a los bonos, con el objetivo de simplificar y agilizar la solicitud de las ayudas del Kit Digital. Esto ha sido posible gracias a un acuerdo llegado entre BBVA y Minsait. Autónomos y PYMES pueden hacer uso de un servicio que cuenta con un experto que les ayudará a validar los requisitos para acceder a la subvención, el tipo de ayuda a la que optar, tramitar la solicitud, elegir la solución que mejor se adapte a sus necesidades y por supuesto resolver sus dudas.

Plazos según los empleados

Se ha estipulado que las empresas de entre 10 y 49 empleados tienen de plazo hasta marzo de 2023 para solicitar las ayudas europeas, que están incluidas en la agenda España Digital 2025. Esta línea de subvenciones se habilitó en marzo de 2022 y dispone de un presupuesto de 600 millones de euros en total, con un importe máximo de ayudas por beneficiario de 12.000 euros.

Por lo que respecta a las empresas que cuentan con entre tres y nueve empleados, tienen abierta la opción de solicitar sus ayudas desde el mes de septiembre, con un tope de 6.000 euros por beneficiario, del total de 500 millones de euros que se va a designar a este segmento. Por último, las PYMES con uno o dos empleados también pueden acceder ya a los bonos del Kit Digital. En su caso, la ayuda tope es de 2.000 euros y la partida presupuestaria total alcanza los 500 millones de euros. El claro objetivo final es que también los pequeños negocios puedan sumarse a la digitalización.

Los autónomos y las PYMES que decidan acogerse al bono digital podrán implementar el comercio electrónico en su negocio a través del TPV virtual. Este servicio ofrece la gestión de los cobros con tarjetas de las tiendas online de forma rápida y segura y la recepción de los pagos inmediatamente, así como la opción de pagar por Bizum, hacer transferencias por internet, Apple Pay o Google Pay. Además, tienen la posibilidad de vender en todo el mundo con la página de pago multi idioma, ya que los mensajes que se generan durante las transacciones pueden aparecer en distintos idiomas: castellano, inglés, francés, alemán, holandés, italiano, sueco, portugués, polaco, valenciano, gallego, euskera y danés. Pero no solo eso: el TPV Virtual ofrece otras muchas ventajas para los compradores, como el permitir a los clientes de todo el mundo pagar en su propia moneda o en euros, además de admitir tarjetas de crédito, débito, prepago y virtuales.

Durante los primeros doce meses, los solicitantes del Kit Digital dispondrán del servicio de manera gratuita para realizar cobros con tarjetas de crédito y débito.

Además, el equipo de soporte de BBVA resuelve las dudas que puedan surgir durante la instalación del TPV Virtual en la web. Para ellos, se ha habilitado el correo electrónico soportevirtual@bbva.com y el teléfono 902 360 560, que se encuentra operativo las 24 horas de cada uno de los siete días a la semana. l

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas