Actualidad

ELECCIONES COMUNIDAD DE MADRID

Gobierno y PSOE rechazan extrapolar un 4M que el PP ve como puente a Moncloa

Ninguno de los dirigentes socialistas han negado el fracaso que evidencia y han apelado a la prudencia y reflexión

Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado
Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado
Agencia EFE

Gobierno y PSOE han asumido este miércoles la derrota sin paliativos que han supuesto las elecciones en la Comunidad de Madrid, pero se resisten a extrapolar sus resultados a toda España frente a la interpretación del PP de que el 4 de mayo se ha convertido en un puente para llegar al Palacio de la Moncloa.

Con los datos en la mano, ninguno de los ministros o dirigentes socialistas que los han comentado han negado el fracaso que evidencian y han apelado a la prudencia y la reflexión.

Es lo que ha hecho, entre otros, la vicepresidenta primera del Ejecutivo, Carmen Calvo, quien ha reconocido también la necesidad de autocrítica tras una derrota "sin ambages" y que no esperaban.

Pero ha desvinculado esa derrota en unas elecciones madrileñas de la salud del Gobierno de Pedro Sánchez ("es el triunfo de la señora Ayuso, no de Casado", ha dicho") y ha garantizado la estabilidad del Ejecutivo de coalición pese a que el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, haya anunciado que abandona la política.

En línea con esos argumentos, la titular de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha negado trascendencia nacional a los datos: "Son resultados de Madrid que -ha dicho- se quedan en Madrid".

Desde la dirección federal socialista se lanza el mismo mensaje en un primer análisis y antes de que haya una reflexión más profunda en la reunión de la Ejecutiva del partido que ha convocado Pedro Sánchez para este jueves.

Por el momento ponen el foco en lo que ha de hacerse en Madrid, donde el entorno del candidato socialista, Ángel Gabilondo, ha salido al paso de los comentarios que apuntaban a que dimitiría y ni siquiera recogería el acta de diputado en la Asamblea regional, para negarlos de forma rotunda.

José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE, ha manifestado que Gabilondo es una persona "lo suficientemente madura" como "para tomar su propia decisión".

Pese al reconocimiento del claro triunfo de Isabel Díaz Ayuso, voces como la de Carmen Calvo han aprovechado asimismo para lanzar advertencias como que el fascismo en ocasiones llega disfrazado con la bandera de la libertad, en alusión al eslogan de campaña de la candidata del PP.

El líder de este partido, Pablo Casado, sí interpreta lo ocurrido en clave nacional, y ante el Comité Ejecutivo Nacional de su partido ha considerado que la incontestable victoria de Ayuso supone "una debacle histórica" de los socios del Gobierno y "un paso de gigante" para vencer a Sánchez.

La victoria de Ayuso supone un "paso de gigante" para vencer a Sánchez

Ha instado al jefe del Ejecutivo a convocar un debate sobre el estado de la nación en el Congreso y ha afirmado que el PP ha logrado una clara unificación del centroderecha para erigirse como la única alternativa "real, preparada e inmediata" a Sánchez.

Por la misma senda ha discurrido la intervención de Ayuso en ese foro, donde ha señalado que su victoria ha abierto un escenario prometedor para el cambio en España, así como las declaraciones a lo largo de la jornada de otros dirigentes como su portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra, o varios presidentes autonómicos.

Entre ellos el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien ha urgido al Gobierno de Sánchez a tomar nota por la derrota que ha sufrido su forma "soberbia" y "sectaria" de gestionar el país.

Entre los partidos que han reunido a sus direcciones para analizar los resultados ha estado Ciudadanos, cuya líder, Inés Arrimadas, ha leído el hundimiento de su fuerza política como una oportunidad de relanzar el centro y renovar sus propuestas en una convención en julio.

No ha habido dimisiones y Arrimadas ha nombrado a su candidato en Madrid, Edmundo Bal, vicesecretario del partido.

Podemos ha reunido también a su Ejecutiva tras el anuncio de Iglesias de que dejará de liderar el partido, una decisión aplaudida por formaciones como PP y Vox, cuyo líder, Santiago Abascal, ha señalado que están abiertos a escuchar los planteamientos de Ayuso ya que ha dicho que le corresponde decir si quiere contar con Vox no sólo en la legislatura, sino en su gobierno.

Por parte de las formaciones políticas que han venido apoyando al Gobierno de coalición se han lanzado algunos mensajes confiando en que lo sucedido en Madrid no afecte a la hoja de ruta marcada.

Así, el PNV, por boca de su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, se ha mostrado convencido de que la victoria del PP va a tener poco efecto en la gobernabilidad de España, y fuentes de ERC consideran que el triunfo de Ayuso aleja las tentaciones que pudiera tener Sánchez de adelantar las elecciones generales.

Más País (cuya candidata en Madrid, Mónica García, pese a su buen resultado ha lamentado no haber conseguido convencer de que se necesitaba otra cosa) y Compromís no creen que lo ocurrido sea extrapolable al resto de España y no ven peligrar la legislatura aunque lanzan avisos a Sánchez para que cuide más a sus socios. 

Etiquetas