Actualidad

tarifas eléctricas

El precio de la luz sube este miércoles un 14 % y vuelve a rondar máximos

Casi triplicará los 39,49 euros/MWh que costaba en el cuarto miércoles de agosto de 2020

La luz vuelve a subir
La luz vuelve a subir
S.E.

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista (pool) se ha situado para este miércoles en 116,73 euros el megavatio hora (MWh), un 14,4 % más que el previsto para este martes, con lo que suma su segunda subida consecutiva y vuelve a rondar los máximos históricos.

Según los datos del operador del mercado ibérico OMIE consultados por Efe, en comparación interanual, el precio del pool, referencia en España para calcular la tarifa regulada que se paga en unos 10 millones de hogares, casi triplicará los 39,49 euros/MWh que costaba en el cuarto miércoles de 2020.

El precio de la energía eléctrica vuelve así a los niveles de hace dos semanas, cuando se firmaron cinco récords seguidos, el último ese viernes (117,29 euros/MWh).

Por franjas horarias, este precio, en el que se cruza la oferta de los productores con la demanda prevista por Red Eléctrica, oscilará este miércoles entre los 129,15 euros/MWh que costará entre las 22:00 y las 23:00 horas, y los 105,72 euros/MWh, entre las 04:00 y las 05:00 horas.

Detrás de estos elevados precios, que afectan a toda Europa, están el encarecimiento del gas, usado por los ciclos combinados y que marca el precio del pool en la mayoría de horas; el encarecimiento de los derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2); el incremento de la demanda por la recuperación económica, y las altas temperaturas.

Respecto a otros países del continente, en el Reino Unido el megavatio hora se pagará este miércoles a 111,66 libras (130,52 euros); en Italia, a 109,14 euros; en Francia, a 86,29 euros; en Alemania, a 84,31 euros; y en Portugal, al mismo precio que en España al compartir mercado, según los datos de sus respectivos operadores.

En España, el precio mayorista de la luz tiene un peso en torno al 24 % en la factura de la luz de los cerca de 10 millones de hogares acogidos a la tarifa regulada o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).

Los consumidores que contratan su suministro en el mercado libre, que son unos 17 millones, pagan por el kilovatio hora los precios que pactan por contrato con las comercializadoras, por lo que no se ven afectados por las oscilaciones del pool.

Para amortiguar con carácter inmediato el impacto en la factura del alza del pool, el Gobierno ha rebajado hasta finales de año el IVA que grava el recibo eléctrico del 21 al 10 % y ha suspendido durante el tercer trimestre el impuesto a la generación eléctrica (7 %) que pagan las productoras.

Propuestas para limitar el precio ante un agosto de máximos

La secuencia al alza de los precios de la luz va camino de confirmar las previsiones de los consumidores en un agosto que terminará con la factura eléctrica más cara de la historia, como vienen denunciando varias asociaciones en las últimas semanas.

En mitad de este clima, los ministros de Derechos Sociales y Agenda 2030 y de Consumo, Ione Belarra y Alberto Garzón, ambos de Unidas Podemos, ya han enviado una propuesta al Ministerio para la Transición Ecológica en la que se recoge establecer un precio fijo para la energía nuclear y un máximo para la hidroeléctrica, con el objetivo de abaratar el recibo.

Precisamente, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denunció hace unos días que la energía hidráulica fue la encargada de marcar el precio de la electricidad en el mercado mayorista en el 54 % de las horas durante la primera quincena de agosto, situándose como la principal responsable del alto precio de la luz.

De momento, a corto plazo las medidas del Gobierno se limitarán a la fiscalidad, si bien el Ejecutivo ya se ha abierto a la posibilidad de reformar la tarifa regulada, como proponen las eléctricas, y crear una empresa pública de energía, como pide la formación morada.

Mientras tanto, los expertos aconsejan recetas alternativas a los consumidores, como evitar el llamado "consumo fantasma", bien desconectando dispositivos y electrodomésticos que no se encuentran en uso, o instalando temporizadores, que pueden suponer un ahorro del 10 % en la factura. 

Etiquetas