Actualidad

ENERGÍA

El Gobierno idea un plan para bajar la factura de la luz un 30 %

La eléctricas deben devolver 2.600 millones hasta marzo para abaratar el recibo

Teresa Ribera (izquierda) junto a la ministra portavoz, Isabel Rodríguez.
Teresa Ribera (izquierda) junto a la ministra portavoz, Isabel Rodríguez.
E. PRESS

El Consejo de Ministros aprobó el martes un plan de choque para amortiguar el impacto en el recibo de la luz que está teniendo los altos precios del mercado mayorista eléctrico (pool), que ha pulverizado todos sus récords al fijar para hoy un precio medio de 172,78 euros megavatio hora (MWh). Según la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, las medidas de este plan de choque “suponen una rebaja en la factura de un consumidor medio del 22 % mensual hasta fin de año”, un recorte que se incrementaría “hasta un 30 % cuando sumamos el efecto de la congelación fiscal del pasado junio”.

Con este plan, plasmado en un real decreto-ley, el Gobierno prevé que los usuarios paguen este año por la luz lo mismo que pagaron en 2018, unos 600 euros en el caso de un usuario medio con una tarifa de baja tensión. Así, estas medidas permitirán bajar la parte regulada del recibo de las facturas finales de los consumidores (cargos) en una horquilla que va desde el 47,2 % en el caso de los hogares hasta el 24,5 % en el de la gran industria.

Para ello, el Gobierno obligará a las eléctricas a devolver temporalmente los beneficios “extra” que están obteniendo en el pool como consecuencia de los altos precios internacionales del gas y que, según estimaciones del Gobierno, a precios actuales sumarán unos 2.600 millones de euros. Como consecuencia de esta medida, que se aplicará hasta el 31 de marzo de 2022, los ingresos se destinarán a reducir los cargos y las instalaciones afectadas serán nucleares, hidráulicas y renovables a mercado (aquellas que no reciben primas ni han participado en subastas), salvo aquellas con capacidades instaladas de menos de 10 megavatios (MW).

En la Unión Europea, el precio mayorista de la luz se fija por horas tras casar la oferta de los productores con la demanda prevista por Red Eléctrica y mediante un sistema marginalista que implica que la última central en entrar (generalmente la más cara) sea la que marque el precio al que serán retribuidas todas las que aporten energía en esa hora, independientemente de su estructura de costes variables. El objetivo es que las empresas devuelvan hasta el 90 % de los beneficios extraordinarios, sobrevenidos súbita e inesperadamente por los desajustes en los mercados internacionales del gas, han explicado fuentes del Ministerio para la Transición Tecnológica, que han señalado que la medida estará vigente hasta marzo del año que viene, cuando se prevé que los precio gasistas comenzarán a bajar.

A nivel fiscal se rebajará hasta final de año el impuesto especial eléctrico del 5,11 % al 0,5 % que grava el recibo de la luz de hogares y empresas y que cobran las autonomías, que podrán ser compensadas por ello en caso de que afecte a su financiación.

Además, el Gobierno ha ampliado también hasta final de año la suspensión del impuesto a la generación (7 %), que pagan las productoras, aprobada en junio, cuando también rebajó el IVA que grava el recibo de la luz del 21 al 10 % para los usuarios de hasta 10 kilovatios (kW) de potencia contratada hasta el 31 de diciembre (fecha que no se ha modificado).

El Gobierno ha decidido limitar además la subida de la tarifa regulada del gas natural para evitar que se dispare con motivo del encarecimiento de los precios internacionales de gas natural, con lo que en octubre subirá sólo un 4,6 % en lugar del 29 % que debería subir de aplicarse la fórmula vigente.

Etiquetas