Actualidad

CONGRESO FEDERAL

Sánchez reivindica la “salud de hierro” de la socialdemocracia

El líder socialista cierra con un mitin multitudinario el 40 Congreso Federal

Pedro Sánchez clausuró el 40 Congreso Federal del PSOE celebrado en Valencia.
Pedro Sánchez clausuró el 40 Congreso Federal del PSOE celebrado en Valencia.
Efe

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró que la socialdemocracia “goza de una salud de hierro” y reivindicó su papel frente a las políticas “neoliberales” del PP que, en su opinión, han demostrado su “crueldad” e “ineficiencia” en momentos de crisis.

En su discurso de clausura del 40 Congreso Federal del PSOE, pronunció en numerosas ocasiones la palabra socialdemocracia, destacando su papel en los “avances sociales” que vinculó a su partido. En un mitin multitudinario, ante alrededor de 9.500 personas según fuentes socialistas, Sánchez recordó que cuando fue elegido por primera vez secretario general del PSOE en 2014, a la derecha y la izquierda del partido “se proclamaba el final de la socialdemocracia”.

“Se hablaba de irrelevancia, sorpaso, decadencia de la socialdemocracia... Pero voy a hacer una confesión personal: cada día de este mandato que me disteis solo he tenido un norte, preservar el papel la socialdemocracia española”, señaló.

Aunque dijo que en estos años ha podido “cometer errores”, se congratuló de que siga “vivo ese proyecto de justicia social que se llama socialdemocracia”.

“La socialdemocracia que dieron por liquidada algunos goza de una salud de hierro”, aseguró.

Sánchez resaltó la capacidad de la socialdemocracia para “cambiar la vida de la gente” frente a la “crueldad” e “ineficiencia” que a su juicio han demostrado las políticas “neoliberales” y de “austeridad” del PP.

“Durante muchos años hemos soportado muchas críticas, por ejemplo por ser socialdemócratas, y ahora resulta que los que nos acusaban de ser socialdemócratas nos reprochan no ser suficientemente socialdemócratas”, comentó.

El PP fue el principal objeto de críticas de su discurso, casi siempre de forma implícita, como cuando apuntó que para el PSOE “el mejor patriotismo se expresa más claramente en la declaración del IRPF que en los insultos que un gobierno democrático recibió el pasado 12 octubre en la fiesta nacional”.

“Otros han cambiado muchas veces de identidad, presentan sus viejos proyectos con otro nombre, son los mismos que no funcionaron en el pasado y no van a funcionar en el presente ni en el futuro”, declaró.

Para Sánchez, frente a la socialdemocracia “no hay ninguna idea fuerte”, y por eso se comprometió a seguir trabajando por un proyecto que está “fuerte en el mundo” y que ofrece una solución a las crisis “más humana, más justa y más eficaz”.

También se comprometió a poner “punto y final” a la reforma laboral y a la ley mordaza, unas normas “impuestas” por el PP sin buscar el consenso con la oposición. El presidente recogió el guante lanzado este sábado por los máximos dirigentes de los sindicatos UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, respectivamente, que reclamaron la derogación de la reforma laboral.

“Reconstruyamos un contrato social”, pidió Sordo, a lo que Álvarez agregó que para asegurar el futuro del país hay que garantizar que los jóvenes “no solo tienen que tener trabajo, sino que lo tienen que hacer en condiciones de dignidad”.

Pedro Sánchez coincidió en la necesidad de acabar con una reforma laboral “que precarizó los contratos y devaluaron los salarios de los trabajadores”. 

Etiquetas