Actualidad

TRIBUNALES

La Audiencia de Madrid frena el intento de las acusaciones de rastrear los contratos de tres trabajadores de Neurona

Respalda la decisión del juez y coincide en que la diligencia reclamada por Prolege y Vox no es necesaria

El juez imputa a Monedero en el caso de los contratos de Podemos con Neurona
El juez imputó a Monedero en el caso de los contratos de Podemos con Neurona
EFE

La Audiencia Provincial de Madrid ha frenado el intento de las acusaciones populares de rastrear los contratos de tres trabajadores de Neurona que participaron en la campaña de Podemos a las elecciones generales de abril de 2019. Así, ha respaldado la decisión del juez Juan José Escalonilla al concluir que "no resulta necesaria practicar la diligencia".

En un auto firmado el miércoles, al que ha tenido acceso Europa Press, la Sección 30 ha desestimado el recurso que presentó la Asociación de Juristas Europeos (ProLege) y al que se adhirió Vox, ambas acusaciones populares en el 'caso Neurona'.

ProLege pedía al titular del Juzgado de Instrucción Número 42 de Madrid que requiriera a Neurona los contratos laborales o mercantiles, así como las nóminas o facturas de los honorarios que acreditaran su relación con la empresa durante los trabajos realizados para la campaña electoral de Podemos a las generales de abril de 2019.

La asociación insistía en que la medida era "importante" para "verificar" la veracidad de la relación laboral y el objeto de las prestaciones contratadas, así como la duración de los contratos y "sobre todo el coste laboral de los empleados".

A su juicio, la pericial debería incluir no sólo el precio de coste de los servicios prestados, sino también el valor de mercado del material similar para poder determinar con precisión el desvío que pudiera existir entre lo pagado y el precio de mercado de los servicios contratados.

En nueve folios, la Audiencia Provincial ha desestimado la petición al coincidir con el juez instructor en que los datos aportados por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional acreditaba la contratación de los tres trabajadores por parte de Neurona.

"Entendemos en todo caso que la diligencia interesada no resulta necesaria para el esclarecimiento de los hechos y ello con base en los argumentos esgrimidos por el propio instructor y el Misterio Fiscal", han señalado los magistrados.

La Fiscalía también se opuso

La Fiscalía consideró que era "indiferente a los efectos de la investigación el tipo de relación de los trabajadores de Neurona con la mercantil". En este sentido, subrayó que de las diligencias practicadas consta que "la filial en España no contrató a los trabajadores sino que se limitó a cuestiones fiscales".

En 10 folios, la representante del Ministerio Público repasó varias de las declaraciones que obran en la causa e insistió en que "Neurona trasladó a trabajadores a España para la prestación del servicio" y que las personas identificadas en los metadatos estaban "vinculadas" a la consultora.

Recordó, además, las conclusiones del informe de la UDEF para explicar que "más allá de las posibles discrepancias, trabajadores de Neurona se desplazaron a Madrid y se hospedaron en diferentes inmuebles de la capital".

Etiquetas