Actualidad

CUMBRE DE LA OTAN

La cumbre de Madrid refuerza a la Otan frente a la amenaza rusa

Los líderes acuerdan estrechar lazos con el indopacífico ante el desafío que plantea China

Stoltenberg el jueves entre los presidentes de Lituania, Gitanas Nauseda y el de Letonia, Egils Levits.
Stoltenberg el jueves entre los presidentes de Lituania, Gitanas Nauseda y el de Letonia, Egils Levits.
Brais Lorenzo/EFE

La Otan rubricó su “transformación” de cara a los próximos años en la cumbre de líderes aliados que concluyó este jueves en Madrid, con un refuerzo militar en el este ante Rusia, que ha pasado de ser un socio a su más clara amenaza; lazos más estrechos en el indopacífico ante del desafío que plantea China, y dos nuevos miembros, Suecia y Finlandia, a punto de unirse a la Alianza.

Calificada de “histórica” por los jefes de Estado y de Gobierno aliados, éstos se enfrentaban al reto de pactar qué tipo de respuesta querían dar a la vuelta de la guerra al suelo europeo con la invasión rusa de Ucrania, pero también cómo defender los intereses y valores que creen que China desafía, o de qué manera mantenerse en la vanguardia tecnológica en un mundo cada vez más competitivo.

“Acabamos de concluir una cumbre transformadora con los jefes de Estado y de Gobierno de la Otan. Con decisiones de gran alcance para adaptar nuestra Alianza al futuro”, anunció el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa al término de la reunión.

Las intenciones de la organización han quedado plasmadas en el llamado “Concepto Estratégico de Madrid”, que sustituye a la estrategia en vigor desde 2010 y que actualiza las posiciones de la Alianza en un mundo que ha cambiado.

En consecuencia, los aliados consideran ahora que Rusia es la principal “amenaza” para su seguridad, y hacen referencia por primera vez en ese documento a China, que sin ser un adversario, supone un “desafío”.

“Rusia y China siguen buscando beneficios políticos, económicos y militares en nuestra vecindad meridional. Tanto Moscú como Pekín están utilizando la influencia económica, la coerción y los enfoques híbridos para promover sus intereses en la región”, advirtió Stoltenberg.

En un intento de reforzar los lazos con la región indopacífica, los líderes de Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda participaron por primera vez en una cumbre aliada.

En Madrid, ante el comportamiento asertivo de Rusia, los líderes aliados también acordaron un cambio fundamental en la disuasión y defensa de la Otan con el refuerzo de las defensas avanzadas, la mejora de los grupos de combate en la parte oriental de la Alianza y el aumento del número de fuerzas de alta disponibilidad para que pasen de 40.000 a más de 300.000 efectivos. Conscientes de que estos esfuerzos deben llevar aparejados más recursos financieros, los aliados volvieron a comprometerse con invertir al menos el 2 % de su PIB en defensa y acordaron aumentar la financiación común de la Alianza.

El apoyo a Ucrania también fue capital en la cumbre, en la que intervino por videoconferencia el presidente del país, Volodímir Zelenski. Los líderes aliados acordaron en su reunión un paquete “integral” de apoyo a Ucrania. 

Etiquetas