Aragón

ALTO ARAGÓN - SECTOR PRIMARIO

Cae la demanda de trufa en un año de menos producto y gran calidad en la provincia de Huesca

Las restricciones en restauración se traducen en menos pedidos para la hostelería

Cae la demanda de trufa en un año de menos producto y gran calidad en la provincia de Huesca
Cae la demanda de trufa en un año de menos producto y gran calidad en la provincia de Huesca
G.O.

GRAUS.- "Tenemos el mejor producto en el peor momento", aseguró el presidente de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón en relación a la producción de esta temporada, de calidad excepcional aunque con poca cantidad. Y coincidiendo con el momento óptimo de maduración de la trufa, el colectivo anunció este miércoles su decisión de cancelar "definitivamente" esta edición del Mercado de la Trufa de Graus, "debido a la situación y la ampliación de las restricciones en el tiempo. Una decisión adoptada "con tristeza, pero esperable", comentó el presidente del colectivo, David Royo, quien lamentó que el público del certamen no pueda disfrutar de la excelente trufa que se está recogiendo esta temporada.

La temporada trufera se viene desarrollando desde mediados de noviembre, sobre todo, con trufa de plantación, ya que la silvestre sigue siendo testimonial. Royo destacó la calidad, aunque no está habiendo mucha trufa. "Hay menos que otros años por la sequía estival porque el riego es un paliativo, pero no es lo mismo. Y, sobre todo, por las altas temperaturas. Por aroma y sabor es la mejor de los últimos años. Es una lástima, pero tenemos el mejor producto en el peor momento", indicó.

La cantidad, lamentablemente, no está siendo un problema en un año con menos demanda por las restricciones de la restauración. "La mayor parte va a restaurantes y bares, tanto en España como en otros países de Europa, así que la demanda se ha reducido", explicó. Esta crisis ha evidenciado la importancia de la hostelería para los truficultores. "Este cultivo requiere más mimo, pero permite ganarse la vida mejor que otros por ese plus de calidad. Por otro lado, esta situación inédita ha dejado claro el problema de la dependencia que tenemos de la hostelería quienes trabajamos con estos productos diferenciados", explicó.

La situación ha afectado a los precios de la trufa, sobre todo para los mayoristas, que oscilan estos días entre los 120 y los 180 euros el kilogramo. En el producto minorista o de trufa selecta, los precios se mantienen en estos momentos en los 600 euros el kilogramo e incluso llegaron a alcanzar los mil euros el kilogramo en Navidad.

En el mejor momento de maduración de la trufa, el colectivo ha anunciado la cancelación definitiva del mercado de Graus de este año. "Hemos ido posponiendo la apertura a la espera de que mejoraran las condiciones de los establecimientos de restauración para la degustación, pero no ha sido posible. La ampliación de las restricciones hasta marzo ha hecho que no tenga sentido seguir esperando", lamentó David Royo, en relación al anuncio realizado ayer.

Se trata de una decisión "triste, pero esperable", dijo, mientras adelantó alguna alternativa. "Estamos trabajando para hacer algo en formato pequeño con la Asociación de Empresarios de Ribagorza", avanzó, sin poder concretar todavía cuál será la propuesta que tendrá que llegar antes del final de la campaña trufera, como siempre, a mediados del mes de marzo.

Etiquetas