Aragón

Crece un 16 % el número de comercios con rebajas en Aragón

Coinciden con el paso a nivel de alerta sanitaria 1 en la comunidad, que permite un aforo del 75% en el interior de los comercios 

Consumo controla 694 comercios de Aragón para constatar su cumplimiento de las rebajas
Las rebajas se han adelantado este año al mes de junio.
G. A.

El número de comercios con rebajas se ha incrementado un 16 por ciento respecto a la campaña del verano pasado y, además, han adelantado el inicio de las mismas a los últimos días del mes de junio. Estas son algunas de las conclusiones de las inspecciones llevadas a cabo, con motivo de las rebajas, por Consumo del Gobierno de Aragón.

Los inspectores han visitado un total de 579 establecimientos en las tres provincias aragonesas con motivo de la última campaña de rebajas estival.

Aunque los establecimientos pueden elegir libremente el periodo de duración de esta campaña, era tradicionalmente el 1 de julio la fecha que marcaba el inicio de las mismas. No obstante, este año se han adelantado en muchos establecimientos por lo que la Inspección de Consumo ha anticipado sus actuaciones.

El total de comercios visitados asciende a 579, de los que 387 colgaban el cartel de rebajas, un 66,84 por ciento de los visitados. En el tiempo de descuentos del verano pasado el porcentaje se situaba en el 50,77 por ciento.

El director general de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón, Pablo Martínez, ha destacado que "las rebajas se han iniciado en el nivel de alerta sanitaria 1, que establece que en establecimientos y locales comerciales está permitido un aforo del 75 por ciento en el interior".

Martínez ha insistido en que aunque la evolución de la pandemia está siendo positiva, "debemos seguir actuando con precaución como consumidores, guardando la distancia y llevando la mascarilla de forma obligatoria en interiores, así como intentar hacer las compras en días y horarios de menor afluencia".

Las inspecciones de Consumo se han centrado en el control de los precios del escaparate, la indicación del doble precio de los productos rebajados, la exhibición del periodo de duración de las rebajas y en la comprobación de las condiciones de venta, sin menoscabo en la vigilancia y el control de los derechos de los consumidores.

En lo que se refiere a la exhibición de los precios de los productos expuestos para la venta, en el 68,05 por ciento de los comercios se cumple con esta obligación. Este apartado incluye a todos los comercios, contando con los que no se adhieren a la temporada de rebajas.

Considerando únicamente los establecimientos con rebajas, en el 67,70 por ciento de los casos muestran el doble precio. Además, en el 57,88 por ciento de los comercios informan en cifras del precio final, en tanto que el 9,82 por ciento lo hacen con el porcentaje de descuento. Aunque ambas opciones son correctas, desde la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios se considera que resulta más clara y comprensible la etiqueta que expresa el precio de venta final.

El cartel anunciador del periodo de rebajas se muestra en un 56,07 por ciento de los establecimientos, aunque se trata de una obligación dirigida a garantizar la libre competencia entre los comercios, no deja de ser de interés para los consumidores.

Finalmente, un aspecto que se ha incorporado a los protocolos de la inspección de Consumo es la comprobación y comparación de las condiciones de venta respecto a otros periodos. En el 99,48 por ciento de los casos, se ha constatado la inexistencia de reducciones en este sentido.

Desde Consumo se añade que lo que caracteriza a la temporada de rebajas es la reducción de precios; cualquier otra rebaja en la calidad o en las condiciones de venta enmascara esas promociones, por lo que cabe calificar esas conductas como prácticas abusivas.

Una vez más, se recuerda que las empresas y profesionales deben informar de la dirección postal, teléfono y email a los que dirigir las consultas, quejas y reclamaciones, que han de ser contestadas en el plazo máximo de un mes. A su vez, las hojas de reclamaciones han de estar a disposición de los usuarios.

De manera reciente, se ha modificado la normativa que regula los teléfonos de los servicios de atención al cliente; en el caso de las empresas de los servicios catalogados como de interés general deben disponer de un teléfono gratuito, el resto de empresas siempre han de informar de un teléfono móvil o un número geográfico, que no conlleve coste adicional.

La Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón dispone del teléfono gratuito 900 12 13 14 y la cuenta de correo electrónico 'consultaconsumo@aragon.es', para atender cualquier consulta que pueda ser planteada por los ciudadanos aragoneses. 

Etiquetas