Aragón

CORONAVIRUS

Aragón recomienda a usuarios de residencias no relacionarse con no vacunados

María Victoria Broto ha explicado las medidas de prevención y control en los centros de servicios sociales especializados para hacer frente a la covid

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales ha inaugurado este lunes la residencia Maizales III en Zaragoza
La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales ha inaugurado este lunes la residencia Maizales III en Zaragoza
G.A.

El departamento de Ciudadanía ha elaborado una recomendación que modula las medidas de prevención y control en los centros de servicios sociales especializados para hacer frente a la covid, como es el uso de mascarilla durante tres días a quienes regresen tras haber convivido con familiares o evitar el contacto con personas no vacunadas.

Así lo ha anunciado la consejera de Ciudadanía, María Victoria Broto, con motivo de la inauguración de la nueva residencia Los Maizales III, tras prestar servicio como el centro-covid de Casetas.

Las residencias de Aragón registran 58 brotes de covid-19 con 269 y 80 trabajadores contagiados, por lo que en estos centros se ha recomendado reducir el número de visitas y que quien lo haga acuda con la pauta completa de vacunación.

En este sentido, Broto ha recordado que la vacunación ha sido "la esperanza total" para estos centros, que han visto reducido el número de brotes, de personas contagiadas y de fallecidos. "Ha sido un cambio radical", ha reconocido la consejera, que ha relacionado los brotes que se producen con los que se registran en la localidad en la que están ubicadas.

Ante el aumento de contagios en la sexta ola de covid-19 en Aragón, el departamento recomienda ahora que un residente que tenga contacto con otros trabajadores, personas no vacunadas o con usuarios que no formen parte de su unidad convivencial lleven la mascarilla, que las personas no vacunadas no visiten a los residentes y que éstos, si salen, lo hagan a entornos de personas inoculadas, además de que los contactos se lleven a cabo al aire libre.

Además, ha informado de que se han distribuido 10.000 test de antígenos para ayudar a controlar la solución y se mantiene la obligatoriedad de que los trabajadores no vacunados se hagan pruebas cada 72 horas. "Es una cuestión de responsabilidad social y colectiva", ha señalado la consejera sobre la importancia de estar vacunado.

Broto ha asegurado que con estas medidas, lo que se ha tratado es de mantener el equilibrio entre el bienestar de la persona, tratando de evitar que tengan que volver a sufrir aislamiento, y la protección de la salud, si bien, ha adelantado que una residencia, en función de su situación o dificultad de sectorización de las personas contagiadas, podrá decidir restringir las visitas.

Por tanto, la nueva resolución hace hincapié en la necesidad de formar unidades convivenciales dentro de cada centro y recuerda las medidas esenciales para reducir los riesgos de transmisión: uso de mascarillas, pautas generales de higiene y prevención, y un desarrollo de las medidas ya vigentes de prevención y control.

Respecto a la posibilidad de inocular la tercera dosis de la vacuna de Pfizer, la consejera ha recordado que todas las decisiones se toman de acuerdo con el departamento de Sanidad y este a su vez con el Consejo Interterritorial de Salud Pública, pero se ha mostrado convencida de que si se aprueba será en las residencias. 

Etiquetas