Aragón

CONGRESO DEL PAR

Aliaga: "Viví una de las peores tardes políticas de mi vida"

Considera que la “bronca” durante el XV congreso fue “innecesaria y triste”

Arturo Aliaga, durante el congreso del PAR del fin de semana.
Arturo Aliaga, durante el congreso del PAR del fin de semana.
Efe

Arturo Aliaga se siente “legitimado” para seguir liderando el Partido Aragonés (PAR), tras haber sido reelegido presidente por un estrecho margen de 20 votos, aunque reconoce “dolor” y haber “sufrido” y vivido “una de las peores tardes políticas de mi vida”, en referencia a lo ocurrido el sábado, durante el XV congreso de la formación aragonesista. Aliaga logró el 51,9 % de los votos y se impuso por una veintena de sufragios a la candidatura que encabezó Elena Allué, actual directora general de Turismo del Gobierno de Aragón.

Aliaga considera que la intervención de Elena Allué durante el congreso fue “ácida” y estuvo “basada en un ataque casi personal a Arturo Aliaga”, subraya que hubo gente “que se fue sin votar” y afirma que está recibiendo felicitaciones de “mucha gente”, que “me está animando para que sigamos en este proyecto de estabilidad, gobernabilidad y trabajando por Aragón y los aragoneses”. Apoyos que -asegura - le están llegando “incluso de gente que le dio los avales a la otra candidatura y que después de escuchar ese discurso destructivo, ácido y para invitarme a marcharme del partido públicamente (...) están incluso más convencidos de que hay que seguir trabajando en ese proyecto”.

Por ello, el reelegido presidente del PAR ha convocado para este martes por la tarde reunión de la Comisión Ejecutiva del partido con el objetivo de “marcar las líneas de trabajo, el rumbo”. “A partir de mañana (por hoy) empieza el proceso de renovación de todos los órganos del partido (...), ahí es la oportunidad de quien quiera integrarse y construir equipos en las comarcas y municipios para preparar candidaturas para ese proyecto de un partido serio, centrado y fiable. A partir de ese momento, está abierto para que cualquiera se integre, ¿por qué no? Se van a renovar todos los órganos y allí cabe mucha gente”, apunta.

Insiste Aliaga en que él se siente legitimado para seguir liderando el PAR: “El congreso me aprobó el informe de gestión, mi candidatura se presentó con más avales que la candidatura contraria y obtuvo más votos”, aclara, y añade que “las broncas que se produjeron en el congreso no fueron producidas por esta candidatura, la de Arturo Aliaga”.

Explica que la comisión organizadora del congreso había acordado por la mañana aceptar los 9 votos delegados (de compromisarios que no acudieron al congreso y que tenían certificado médico) y cuando llegó la hora de contar esos votos -que finalmente no se introdujeron en la urna, aclara Aliaga- “se montó una bronca por la candidata y alguno de su equipo que no sabían que lo había acordado la comisión organizadora hasta que el presidente de la mesa lo aclaró”. A su juicio, fue una “bronca innecesaria y triste, que sufrí (...) pero que cada uno saque conclusiones, quién provoca broncas y quién va a dividir, no a unificar.”

Como ejemplo de su legitimidad para seguir liderando el PAR, apunta que “Zapatero le ganó a Bono por 9 votos y Bono se puso a trabajar al lado de Zapatero”. “En este caso, son 212 votos frente a 190 y 4 votos nulos, el 52% de los votos frente al 47%. La ganadora ha sido esta candidatura, en la que hay gente muy significativa de la provincia de Huesca”.

Aliaga asegura que el viernes Elena Allué le “ofreció nombrarme presidente honorífico y mandarme al Senado; esa opción ha sido demasiado ambiciosa y no ha medido bien. Yo fui elegido diputado en Aragón, para trabajar en Aragón; esto no es cambiar una ficha”.

Tras este tenso congreso y ante la pregunta de cuál puede ser el futuro de Elena Allué en la Dirección General de Turismo, el también vicepresidente del Gobierno aragonés y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial asegura que está realizando “el análisis correspondiente de por qué ha pasado esto, por qué en las ejecutivas no se ha planteado que alguien quería inyectar otro ritmo al partido y por qué se ha suscitado esto una vez presentada mi candidatura, porque cuando la presenté no preveía que podría haber otra. Y lo hice por eso, por responsabilidad, por marcar un proyecto político de este partido para 2023”.

Por último, Aliaga afirma que “los órganos del partido acatarán las decisiones judiciales” que se deriven de la demanda interpuesta que pide medidas cautelares ante “determinadas filiaciones que se hicieron, que se consideran no adecuadas”. “Estoy tranquilo”, concluye. 

Etiquetas