Aragón

turismo sostenible en un pirineo sin frontera

Teruel, un territorio responsable y lleno de contrastes

La provincia turolense dispone de propuestas naturales y gran riqueza

Nacimiento del Río Pitarque, en la comarca del Maestrazgo.
Nacimiento del Río Pitarque, en la comarca del Maestrazgo.
Laura Uranga

Cuando uno visita Teruel se embarca en un viaje en el tiempo que comienza hace más de 4.000 años y que avanza, disfrutando de cada paso, por una serie de propuestas turísticas que fomentan la identidad del territorio y, a su vez, protegen su legado histórico, cultural y natural. De hecho, bajo la marca ‘Teruel Siente’, la provincia fue la segunda de España en adherirse al Pacto Mundial de la ONU para impulsar un turismo responsable acorde a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La provincia cuenta con espectaculares monumentos naturales, como las Grutas de Cristal, los Órganos de Montoro, el nacimiento del Río Pitarque o el Puente natural de la Fonseca, además de grandes espacios protegidos, como el Parque Geológico de Aliaga, un referente a escala nacional en la divulgación y puesta en valor del patrimonio geológico; los Pinares de Rodeno o la Reserva de la Laguna de Gallocanta, punto esencial en una de las rutas migratorias de aves más importantes del Sur de Europa.

Entre su patrimonio cultural, cabe destacar la belleza de localidades como Calaceite, Valderrobres, Albarracín o Rubielos de Mora, y el arte mudéjar que inunda toda la provincia, un estilo arquitectónico exclusivo de la Península Ibérica que tuvo su periodo de esplendor entre los siglos XII y XVI y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986.

La capital, Teruel, es el lugar perfecto para descubrirlo y también para dejarse cautivar por una de las grandes leyendas de amor de la historia, la de los Amantes de Teruel, que nada tiene que envidiar a la historia de Shakespeare. Tanto en la ciudad como en cualquier otro rincón de la provincia hay que dejarse conquistar por la gastronomía, basada en alimentos de excelente calidad, como el Jamón de Teruel, el aceite de oliva o la trufa.

Imprescindible resulta también su riqueza paleontológica, pues se trata de uno de los territorios más importantes a escala nacional e internacional, donde se han hecho descubrimientos tan relevantes como el del ‘Turiasaurus riodevensis’, un dinosaurio con una altura estimada de 37 metros, considerado hasta el momento como el más grande hallado en Europa. Territorio Dinópolis, el complejo paleontológico y de ocio más grande de Europa, es la oportunidad perfecta para descubrirlo.

Contemplar las estrellas

La provincia de Teruel es también uno de los mejores destinos de astroturismo de España. La calidad de sus cielos, la escasa contaminación lumínica y el excelente grado de conservación ambiental de su territorio la convierten en un lugar para contemplar el firmamento. De hecho, diferentes puntos de la provincia cuentan con espacios protegidos para esta actividad bajo la certificación ‘Starlight’.

Además, en la comarca de Gúdar-Javalambre, a más de 1.900 metros de altitud, se encuentra el Observatorio Astrofísico de Javalambre, una de las mejores instalaciones científicas de España de este ámbito. En 2023, a este espacio le acompañará el centro ‘Galáctica’, Centro de Difusión y Práctica de la Astronomía, que permitirá a los visitantes tener su primer acercamiento al cosmos y disfrutar de su belleza.

Etiquetas