Comarcas

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Ainhoa Polo Conte: “El medio rural tiene muchas oportunidades si sabes detectarlas y cómo afrontarlas”

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Ainhoa Polo Conte
Ainhoa Polo Conte
S.E.

Todo se le ocurrió en plena pandemia. Ainhoa Polo, como cada año, se instaló en Lanaja para pasar el verano y se le ocurrió ofrecer sus servicios de asesoría fiscal y laboral desde la casa de sus padres porque vio una necesidad. Tras conseguir sus primeros clientes, el boca a boca y más tarde su propia publicidad pueblo a pueblo le funcionaron tan bien que en septiembre se animó a pedir las ayudas Leader para rehabilitar una casa de su propiedad y abrir su oficina. Ahora, todavía en obras, se muestra convencida de que “el mundo rural tiene muchas oportunidades si sabes detectarlas y cómo afrontarlas”.

Ainhoa Polo, de 31 años, trabaja desde hace ocho años como comercial para una empresa de riegos que, hasta la pandemia, le suponía pasar 3 o 4 noches a la semana fuera de casa. “Por eso emprendí, porque no quiero estar a los 40 viajando tanto”, indica. Estudió Administración y Dirección de Empresas, hizo varios máster y ahora estudia uno del Colegio de Economistas y se presenta al examen para ser gestor administrativo. Por ello, había comenzado a ofrecer sus servicios a pequeñas empresas en Zaragoza. “En la ciudad tengo clientes pero es más complicado”, resalta.

Por ello, no es la única ‘oficina rural’ que ha abierto, ya que como autónoma, bajo el nombre de Asesoría Polo Conte, también ha empezado a ofrecer desde enero los servicios de asesoría en Marracos, el pueblo de su padre. “En Lanaja, empecé a hacer pequeñas cosas, como cambios de vehículos, permisos para las cosechadoras... y fui viendo que uno de los problemas que tienen son los desplazamientos, así que soy yo la que va a los pueblos de los clientes. Es la manera de diferenciarme de mi competencia”, comenta. A su juicio, es también “un servicio más que tiene el pueblo”.

En función del trabajo me voy moviendo. Ahora tengo que estar dos días fija en Lanaja debido al volumen de trabajo que tengo. Además, me adapto a los horarios de los clientes, cualquier día y a cualquier hora. Igual es mucho, pero me interesa que me conozca y estén contentos”, indica. De hecho, no descarta tener que contratar personal y lo haría en la zona.

“Estoy muy agradecida al pueblo porque no esperaba tanta respuesta. Entiendo que al ser temas de dinero a veces la gente es reticente, y más si eres del pueblo, aunque firmes contratos de confidencialidad. Sin embargo, la respuesta ha sido muy buena y además me han recomendado a vecinos de otros pueblos”, resalta.

En Zaragoza utiliza un espacio de ‘coworking’ para trabajar y hace un tiempo se planteó emprender en Lanaja y se dio cuenta de que no había espacios así. Y esta fórmula también le ha dado una idea. En la casa que rehabilita, tendrá la asesoría en la planta baja y la superior la alquilará como ‘coworking’ a otros emprendedores de la zona. Ainhoa Polo agradece también el apoyo del centro Ceder Monegros que le guió para conseguir las ayudas Leader y, además, en tiempo récord. “Si no fuera por su ayuda, no lo habría arreglado, igual solo un despacho”, admite. Los vecinos de Lanaja confiaron en ella y, por ello, ha buscado allí a todos los gremios para la rehabilitación de la casa. “Estoy a favor de contratar a gente de aquí y, cuando lo necesite, lo haré”, afirma. 

Etiquetas