Comarcas

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Los grupos Leader apoyan la creación de 1.500 empleos, el 50 % para mujeres

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Aínsa
La finalidad de los grupos Leader es luchar contra la despoblación diversificando la economía
M.J.S.

Si de pronto se anunciara la llegada de una empresa que generara un total de 1.500 puestos de trabajo directos en el medio rural en un plazo de seis años, sería una gran noticia. Pues la tenemos y además no beneficia solo a una zona. A través de los 20 grupos Leader presentes en todo Aragón, se ha generado esa cifra de empleos en el periodo 2014-2020, de los que el 50 % están ocupados por mujeres, según informan desde Ceder Monegros. De hecho, en nuestra comunidad el 38 % de los emprendedores son mujeres, mientras que la media nacional es del 35,7 %.

Recientes estudios del Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza ponen de manifiesto que la mujer quiere quedarse en el medio rural. Y estas cifras resaltan que lo hacen y que además emprenden.

Pero además de estos nuevos puestos de trabajo, se han consolidado 4.725 empleos directos y más de 700 indirectos, que se suman a los más de 9.000 puestos de trabajo creados en periodos anteriores.

El Leader se puso en marcha como programa piloto experimental por la Unión Europea en 1991, con el objetivo de poner en valor la importancia del medio rural en el proceso de vertebración europea. Sus siglas en francés significan: Vínculos entre acciones de desarrollo de la Economía Rural. Su finalidad es luchar contra la despoblación, diversificando la economía con la participación de la población interesada tanto empresas, asociaciones, administración local, que se instrumentalizó a través de los Grupos de Acción Local.

De hecho, “es el único instrumento que ha trasladado la toma de decisiones, en materia de financiación europea, a nivel local; los principios del Leader tienen un enfoque ‘de abajo a arriba’, estrategia territorial, colaboración público-privada, actuaciones integradas y multisectoriales, innovación y cooperación”, expone Pilar Machín, gerente del Ceder Monegros.

Estos 20 grupos Leader de Aragón en el periodo 2014-2020 están colaborando con la administración autonómica en la gestión de una financiación de 77 millones de euros dentro del segundo pilar de desarrollo rural de la PAC. “Hay que destacar así mismo que los grupos se integran con vocación participativa directa, ya que sus órganos están formados al 49 % por entidades públicas locales (ayuntamientos, comarcas...) y al 51 % por entidades como asociaciones empresariales, culturales, sindicatos...”, indica desde el Centro de Desarrollo de Monegros. “Los grupos Leader son quienes mejor conocen las peculiaridades y potencialidades de cada territorio a la hora del emprendimiento”, resalta la gerente Pilar Machín.

Las empresas rurales aguantan mejor

Un trabajo de campo sobre el Leader en Aragón, realizado por el Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio de la Universidad de Zaragoza, pone de relieve la importancia de estas subvenciones para las pequeñas y medianas empresas. De todas las que se crearon entre 2007 y 2013 a nivel nacional, solo sobreviven el 33 %, el porcentaje se eleva hasta el 76 % en el caso de las pymes puestas en marcha en ese periodo en Aragón gracias a las ayudas Leader.

El citado trabajo incluye una encuesta a 200 beneficiarios de Leader del Ceder Monegros que demuestra que las pequeñas empresas rurales son mucho más resilientes y no se deslocalizan, comenta Pilar Machín.

En Aragón, el 57 por ciento de todos los proyectos Leader se ponen en marcha en municipios menores de 2.000 habitantes y el 42 % en menores de 1.000. Por otro lado, el 51 por ciento de todos los proyectos cuyo beneficiario es un autónomo se emprenden en municipios mejores de 2.000 habitantes y el 34 % en menos de 1.000.

Las cooperativas, “un arma de futuro”

Uno de los destinos de las ayudas Leader son las cooperativas, “un arma cargada de futuro rural”. “Estas subvenciones les han ayudado a mejorar su productividad y la calidad de sus productos y les seguirán ayudando cuando busquen alianzas con el mundo urbano o mejoren sus instalaciones para transformar y comercializar”, comenta Machín. La realidad es que la mayoría de los socios de estas cooperativas residen y trabajan en los pueblos, “los que es una garantía de deslocalización”, indica.

Desde 2016 a través de Leader se ha ayudado a 92 proyectos de cooperativas agroalimentarias con un total de 1,7 millones de euros. Un 60 % de los proyectos y de la ayuda destinada a ellos se ha dedicado a mejorar la productividad así como estructuras y servicios, con lo que estas pequeñas cooperativas consolidan empleo en el medio rural, pero además generan más puestos de trabajo entre las mujeres, indica Machín. 

Etiquetas