Comarcas

ACTUACIONES ESTIVALES

La actividad cultural llena el vacío de otro agosto sin fiestas

Javier Badules protagoniza este lunes una ronda jotera por las calles de Ballobar

Vecinos de La Puebla de Castro durante uno de los actos de este verano.
Vecinos de La Puebla de Castro durante uno de los actos de este verano.
S.E.

Muchas son las localidades del Alto Aragón que celebran sus fiestas en torno a la Virgen de la Asunción, el 15 de agosto. Este año, al igual que el anterior, la pandemia ha impedido hacerlo, con los festejos patronales suspendidos, por ahora, hasta el 30 de septiembre.

En Biescas, las fiestas hubieran comenzado en la tarde del pasado sábado. “El día de la Virgen siempre es uno de los días más importante, para nosotros también el 18, el día de Santa Elena, con la romería. La tarde del día 15 hay actos para todas las edades, cros popular, partido de fútbol, lanzamiento de bombas japonesas para los pequeños, toro de fuego…, y la verdad que hay bastante nostalgia”, apunta la alcaldesa Nuria Pargada. “Con las ganas que todos tenemos de fiestas, tendremos que hacer algo especial el año que viene”, añade la primera edil.

Panticosa pensaba organizar para la tarde de este domingo, en las “no fiestas”, alguna actuación de jotas “pero con la subida de la pandemia no se ha hecho nada”, dice el alcalde, Jesús María Uriz. “Lo único que se hizo ayer fue un repique de campanas, y este lunes que es el día de San Roque, también patrón de Panticosa, se hará lo mismo. Para llamar a misa habitualmente se tocan cuatro campanadas, y ayer se tocaron diez minutos, por hacer un extraordinario, pero la misa fue como la de un domingo normal”.

Los ayuntamientos ribagorzanos también han sustituido sus programas festivos por organizar actividades aisladas de ocio y cultura en pequeño formato, siguiendo las restricciones sanitarias.

Campo, La Puebla de Castro o Lascuarre deberían estar estos días en plenas fiestas mayores en honor a sus patronos coincidiendo con la mayor afluencia turística de todo el año. Los turistas están, pero la normativa sanitaria impide que se desarrollen los festejos en su formato habitual, así que, en la Puebla de Castro, por ejemplo, han optado por organizar un programa de actividades que se prolonga a lo largo del mes de agosto con propuestas seguras y controladas.

“Cada fin de semana hay un día con actividad en agosto y se sigue con las visitas guiadas a cargo de los informadores turísticos locales, que tienen muy buena acogida”, detalla la alcaldesa Mayte Bardají. De momento, ha habido cine de verano al aire libre, cuentacuentos infantil o hinchables y algunas actuaciones musicales con el público sentado y con mascarilla. Del programa festivo se mantiene la misa mayor, que se traslada de San Roque a la parroquia y los homenajes a los mayores y a las empresas, en ese caso, a las del sector turístico local.

Ballobar celebraría esta semana también sus fiestas patronales en honor a San Roque. Sin embargo, en este municipio bajocinqueño se ha optado por suprimir toda actividad del programa festivo tradicional y organizar durante cada fin de semana del verano actividades.

Este lunes, 16 de agosto, día de San Roque, Javier Badules protagonizará una ronda jotera por las calles ballobarinas que irá de puerta en puerta de las casas de los quintos, reduciendo el contacto todo lo posible, señala la alcaldesa Esther Saló, con “ganas de que se pueda volver a celebrar fiestas” pero indicando que ahora toca “cautela y responsabilidad”. 

Etiquetas