Comarcas

ALTO ARAGÓN / ENERGÍAS RENOVABLES

CHA defiende una “planificación adecuada” de las instalaciones de energías renovables

Considera que la línea Valsalada-Isona más que de evacuación es de transporte

Mapa con parte del trazado de la línea de muy alta tensión Valsalada-Laluenga-Isona, en amarillo.
Mapa con parte del trazado de la línea de muy alta tensión Valsalada-Laluenga-Isona, en amarillo.
S.E.

Chunta Aragonesista (CHA) defiende la existencia de una “planificación adecuada” en la implantación de instalaciones de producción de energías renovables para que se tenga en cuenta su impacto en las zonas en las que se asientan y para que no estén sobredimensionadas. A su juicio, Aragón está sufriendo una “avalancha” de solicitudes para la implantación de parques solares, fotovoltaicos y eólicos, cuando produce el doble de la energía que consume y la previsión es que en 5 años genere 20 veces más energía de la que necesitará para cubrir sus necesidades.

Así lo señalaron ayer el presidente de CHA, Joaquín Palacín, y el coordinador del Rolde de Medio Ambiente de la formación política, David Félez, en una rueda de prensa en Huesca, en la que incidieron en que Chunta está a favor de las energías renovables -que también demanda la sociedad, aseguraron- pero con un sistema que no reproduzca “modelos pasados” que no tuvieron en cuenta las afecciones al territorio, si no que, al contrario, sea un método generador de empleo y riqueza en la zona de producción.

Al hilo de esta postura, Palacín y Félez mostraron el rechazo de CHA a la línea de muy alta tensión Valsalada-Laluenga-Isona, proyectada para la evacuación de energía de seis parques eólicos a construir en los municipios de Almudévar, Alcalá de Gurrea y Gurrea de Gállego, promovidos por empresas pertenecientes a Forestalia. En estos momentos, está en información pública (desde el pasado 9 de septiembre y por un periodo de treinta días hábiles) la solicitud de Autorización Administrativa Previa y Declaración de Impacto Ambiental del proyecto PEol-525 AC, que comprende los citados parques (denominados Omega, Kappa, Órbita, Ómicron, Lambda e Iota), y sus infraestructuras de evacuación, en las provincias de Huesca y Lérida. Estas infraestructuras de evacuación conforman la citada línea de muy alta tensión, que atravesaría cinco comarcas altoaragonesas: La Hoya, Somontano, Cinca Medio, Litera y Ribagorza.

Cada uno de los parques tiene una potencia de 49,5 MW, están compuestos por nueve aerogeneradores de 120,9 metros de altura de buje y 158 metros de diámetro de palas.

Félez, que aseguró que este proyecto está asociado a la construcción de otros 12 parques eólicos y otros 5 fotovoltaicos, consideró que la línea de evacuación de energía de estos parques, de 200 kilómetros de longitud, es más bien una “línea de transporte” de electricidad. En este sentido, denunció que solo Red Eléctrica Española (REE) puede hacer líneas de transporte, y no empresas privadas.

Al respecto, tanto Félez como Palacín señalaron que los parques de generación de energías renovables deberían situarse cerca de instalaciones de evacuación o de grandes centros de consumo de energía.

Añadieron que Chunta aboga por una transición energética “justa” por lo que muestra su respaldo a la manifestación que el próximo 16 de octubre ha convocado la Alianza Energía y Territorio (Aliente) en Madrid contra los macroproyectos de energías renovables.

Etiquetas