Comarcas

SECTOR AGROALIMENTARIO

La mayor parte de la producción del cardo se destina al autoconsumo

Es un cultivo minoritario que se recoge durante los meses de diciembre y enero

José Palacín, en su explotación de cardo en Tamarite de Litera.
José Palacín, en su explotación de cardo en Tamarite de Litera.
S.E.

El cardo es una hortaliza de invierno que se consume tradicionalmente en Navidades, cuya producción es muy minoritaria con poca superficie en la provincia, la mayor parte destinada al autoconsumo.

Así lo indica el técnico de Asaja Huesca, Gerardo Torralba, quien explica que es muy frecuente en estas fechas que los agricultores con huerta propia dediquen “una pequeña superficie de sus explotaciones a la plantación del cardo, una hortaliza que aguanta bien las heladas y las nieblas” y que es un plato “muy típico” durante las Navidades.

Un ejemplo de la producción del cardo lo representa José Palacín, agricultor de Tamarite de Litera, que dedica una parte de su explotación a este cultivo, especialmente para el consumo de su familia y amigos.

Se trata de una planta, explica, que “se siembra cuatro meses antes de la recolección”, aunque en su caso lo hace seis meses antes de su cosecha y de esta forma obtiene unos ejemplares espectaculares. “Tendremos unos cardos para comer durante el mes de diciembre y enero, sembrándolos para finales de mayo”, constata el agricultor.

De cara a conseguir una hortaliza más tierna y blanca, tapa las plantas con un saco de papel o un plástico negro compostable. Respecto a la ubicación en el huerto, recomienda sembrar los cardos en un rincón de la explotación si el objetivo es lograr que la planta dure dos años. Los cardos son bianuales. Palacín los siembra cada año y realiza la rotación del cultivo cada dos años.

Etiquetas