Comarcas

sector primario

Daños por granizo en más de 26.000 hectáreas de cereal

Agroseguro realiza peritaciones de las afecciones en campos de trigo y cebada localizados en su mayor parte en La Hoya, Monegros y Somontano

Un técnico realiza peritaciones esta semana en una explotación afectada en Grañén por el pedrisco.
Un técnico realiza peritaciones esta semana en una explotación afectada en Grañén por el pedrisco.
Agroseguro

Agroseguro realiza peritaciones desde el lunes 6 de junio por las afecciones que ocasionó el pedrisco, especialmente, en las explotaciones de cereal el fin de semana anterior, concretamente en campos destinados a trigo y cebada, que suman una superficie afectada que supera las 26.000 hectáreas repartidas en su mayor parte en las comarcas de La Hoya de Huesca, Los Monegros y Somontano, según los datos recogidos hasta el pasado 7 de junio.

Así lo indicó el delegado territorial de Agroseguro en Aragón, Juan Cruzán, quien analizó las afecciones en el campo altoaragonés que se han peritado hasta la fecha para los agricultores asegurados.

“Se trata de un año récord en el que las indemnizaciones van a ser muy significativas y estamos viendo que el pedrisco ha empezado cogiendo mucha superficie y con gran virulencia”, subrayó el responsable de Agroseguro en Aragón.

La entidad aseguradora ha desplazado a un total de 45 peritos a las zonas afectadas por las tormentas de granizo del 3 y 4 de junio para valorar los daños localizados en su mayor parte en la provincia oscense, de modo que “las peritaciones avanzan a buen ritmo”, matizó Cruzán.

Las coberturas de pedrisco, recalcó el delegado de Agroseguro en Aragón, “cubren los daños por parcela con un franquicia de daños muy baja, es decir, se ha cubierto prácticamente todo y sobre la producción real existente en el campo”.

Desde Agroseguro, “estamos llevando desde hace tiempo una política de pronto pago, con una media de 30 días desde el momento en el que se cosecha, por lo que los agricultores van a ver cómo se les abonan las indemnizaciones de manera bastante rápida”, subrayó Juan Cruzán.

Por otro lado, recordó que las heladas registradas a principios de abril se cuantificaron con las afecciones a más de 14.000 hectáreas en frutales y almendros localizados en su mayor parte en las comarcas del Bajo Cinca y La Litera.

Otro de los problemas registrados en el campo altoaragonés ha sido el asurado o el golpe de calor que han sufrido los trigos y cebadas, que hasta el momento afecta a 1.320 hectáreas y 2.960 parcelas con las reclamaciones recibidas. “Se trata de calores que están mermando la cosecha en los cultivos de secano”, expresó el director territorial de Agroseguro en Aragón.

Y en el caso de las reclamaciones de daños por sequía, Agroseguro constata el registro de 4.061 hectáreas afectadas en 1.740 parcelas.

Desde la entidad de seguros agrarios en Aragón, “estamos observando que los siniestros por riesgos meteorológicos adversos empiezan antes, son más atemporales y vemos que cada vez abarcan mayor extensión y son más virulentos”, según Juan Cruzán.

Subrayó que “la viabilidad económica de la explotación está ligada a tener un seguro agrario, que también proporciona la tranquilidad del propio agricultor y su familia”.

De hecho, se refirió a que “el seguro agrario está demostrando cada vez más su importancia y puesta en valor por el sector y la propia administración”.

En cuanto a las recomendaciones en caso de siniestro agrario, Cruzán incidió en que “el agricultor debe comunicarlas rápidamente a Agroseguro mediante una declaración de siniestro para que podamos gestionarla, preparar la peritación y realizar la valoración lo antes posible”.

Etiquetas