Comarcas

40 ANIVERSARIO DEL ESTATUTO DE AUTONOMÍA DE ARAGÓN

Larga vida

Roberto Ciria, optimista respecto al futuro de la jota

Roberto Ciria en una tertulia cantada. Detrás, en el centro, Marisancho Menjón y Miguel Ángel Berna.
Roberto Ciria en una tertulia cantada. Detrás, en el centro, Marisancho Menjón y Miguel Ángel Berna.
G.A.

En los últimos cuarenta años, la jota ha evolucionado sin perder su esencia más genuina. Roberto Ciria, vicepresidente por Huesca de la Academia de las Artes del Folclore y la Jota de Aragón, reconoce que, en cuanto al baile, “ha habido maestros muy importantes que se han dedicado a hacer coreografías. En Huesca, por ejemplo, Carlos Vidal dio grandes pasos en ese sentido, y en Zaragoza lo han hecho José Miguel Pamplona, Ángel Martínez y otros que han venido detrás”. A estos nombres hay que sumar el de Miguel Ángel Berna, “con él llegó la innovación cuando comenzó su carrera hace algo más de treinta años como bailarín de danza, pero incorporando la jota en todos sus espectáculos, siendo la persona que más ha mostrado en el exterior su personal visión de la misma”.

Roberto Ciria también destaca la labor discográfica que se ha realizado en estas cuatro décadas, y que va desde los discos de La jota de ayer y hoy, de Nacho del Río y Beatriz Bernad, a los ocho trabajos del propio Roberto Ciria, entre otros muchos.

Lo cierto es que en los últimos años ha habido movimientos de renovación musical, sobre todo en cuanto a las variaciones de la jota, donde se ha avanzado mucho, y en ese sentido Ciria destaca “como pionero a Alberto Artigas, director de musical de la compañía de Miguel Ángel Berna y profesor de la Escuela Oficial de Jota de Zaragoza”.

A tenor de todo esto, Roberto Ciria es optimista respecto al futuro de la jota. “El horizonte es positivo. Se está trabajando bien desde las escuelas y eso afianza el futuro, porque detrás de ellas hay mucha gente, con muchas ganas de hacer las cosas bien”. Además, considera que “vamos a ir combinando gente atrevida que pueda ir innovando en algún aspecto, y gente joven a la que le gusta respetar la pureza. Eso nos permitirá conservarla como es sin renunciar a la innovación”. 

Etiquetas