Comarcas

EMPRESAS ALTOARAGONESAS

Carnísima consolida su crecimiento con la apertura de su primer centro logístico

La ampliación, prevista para diciembre, pretende dar cobertura a la demanda online

Buil recibió recientemente la mención Pyme Santander de manos de la subdelegada, Silvia Salazar.
Buil recibió recientemente la mención Pyme Santander de manos de la subdelegada, Silvia Salazar.
Pablo Segura

Ofrecer a la población productos alimenticios de calidad; sin hormonas, ni antibióticos y sin ningún otro tipo de medicamento. Éste es el objetivo final de la actividad de Carnísima, una empresa cuya historia se inicia en Aínsa, con la vocación de replantear la alimentación ganadera para obtener productos saludables, siendo respetuosos con el medio ambiente.

La motivación que llevó a Ricardo Buil, director de Carnísima, a emprender fue “ser consciente de lo difícil que era acceder a carne ecológica y de calidad para mis hijos pequeños”, relata. Por ello, contactó con productores de la zona y estableció su primera tienda en Aínsa, a la que posteriormente le seguiría otra tienda online, una en Zaragoza y ahora, en diciembre, la apertura de su centro logístico en la capital aragonesa, con el propósito de dar cobertura a toda la demanda online.

En total, 15 fincas y granjas de producción, un centro logístico, tres tiendas, un comercio online y un restaurante. De los 30 trabajadores que integraban Carnísima el año pasado, la plantilla ha ascendido hasta los 45 este año. La empresa se encuentra en pleno crecimiento y prevé cerrar el año con una facturación de cuatro millones de euros.

Una de las tiendas físicas de Carnísima, ubicada en Zaragoza.
Una de las tiendas físicas de Carnísima, ubicada en Zaragoza.
S. E.

Su trayectoria fue reconocida recientemente con la Mención Especial que le otorgó la Cámara de Comercio de Huesca en colaboración con la Cámara de España, Banco Santander, DIARIO DEL ALTOARAGÓN y la Diputación Provincial de Huesca, por su apuesta por el territorio rural y su compromiso generando riqueza en una zona afectada por la despoblación.

Mantener granjas desmedicalizadas

La incorporación a su plantilla de médicos y especialistas en alimentación marcó una evolución en la salud de los animales: “logramos mantener granjas totalmente desmedicalizadas”. Inmediatamente, “nos dimos cuenta del impacto que tenía en la carne. Mejoran mucho los nutrientes, las vitaminas y el nivel de omega 3 se multiplica”, explica Buil.

Por ello, se iniciaron en un proyecto de investigación en laboratorio. Además, adquirieron dos fincas en Sierra de Guara para realizar pruebas con semillas y cultivar producto natural en un entorno de las mismas características. “Producimos vegetales ecológicos para los clientes finales: patatas, judías... fue nuestro siguiente reto en la mejora de la salud de las personas”, cuenta el director.

Carnísima comenzó a vender sus productos sobre todo a personas enfermas, demandantes de productos seleccionados de alta calidad. “Lo que vale el producto no es su precio, sino lo que te aporta”, afirma Buil. Deportistas de élite también adquieren sus productos, conscientes de que una buena alimentación es un pilar esencial para rendir en sus entrenamientos. Otro perfil de clientela son familias que eligen a conciencia la alimentación para sus hijos, con la posibilidad de financiar sus compras.

“La alimentación ecológica no interesa a muchas personas, pero sí interesa en todos los sitios”, afirma Buil. Es por ello que están presentes en todas las comunidades de España y en Portugal. Existe una mayor concienciación de la importancia de mantener una buena alimentación, pero en ocasiones no hay suficientes comercios físicos a los que acceder. Carnes según tipo de corte y procedencia: ternera, cordero, cerdo, pollo, conejo... La empresa ofrece una gran variedad en sus tiendas físicas y a través de la web. Además, el catálogo se amplía a productos ecológicos de otra naturaleza como arroces, legumbres, dulces, o conservas, entre otros. A través de la tecnología ‘blockchain’, el consumidor final puede acceder a toda la información sobre su producto. Se trata de una de las apuestas de Carnísima por maximizar la transparencia en cuestiones de trazabilidad.

Proyecto 2023

El primer centro logístico de Carnísima rendirá a pleno funcionamiento a partir de febrero. Carnísima se marca como objetivo para 2023, ser capaz de dar servicio a toda la demanda existente que “supera con creces la capacidad productiva que tenemos”, en las tareas de preparación, envase y envío de producto a los clientes. “No podemos vender a todo el mundo que nos querría comprar. Actualmente realizamos envíos cuatro días a la semana y querríamos llegar hasta los siete días por semana”. l

Etiquetas