Comarcas

#CONTRALADESPOBLACIÓN/proyectos y soluciones

La provincia tiene 28 municipios de más de 1.000 vecinos y 27 de menos de 100

El Alto Aragón ha aumentado en 1.192 habitantes hasta alcanzar los 225.456 según padrón de 1 de enero de 2022

Terrazas y ambiente en la capital jacetana
Terrazas y ambiente de verano en Jaca.
P. S.

De los 202 municipios que conforman el Alto Aragón, 28 tienen más de 1.000 habitantes y 27 menos de 100, según los datos de la revisión del padrón municipal a 1 de enero de 2022 publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) recientemente. De los 27 municipios altoaragoneses que no llegan a los cien habitantes, cuatro de ellos no alcanzan los 50 vecinos. Se trata de Fago, con 49 habitantes; Senés de Alcubierre, con 46: Viacamp y Litera, con 39; y Pano, con 30 habitantes.

La provincia, en su conjunto, suma 225.456 habitantes, según el citado padrón a 1 de enero de 2022, que arroja un aumento de 1.192 habitantes con respecto al anterior. Este aumento de la población del Alto Aragón se debe, exclusivamente, a la aportación de municipios que no son la capital, ya que la ciudad de Huesca ha perdido 124 vecinos hasta quedar en 53.305 habitantes.

Distribución de la población en la provincia de Huesca.
Distribución de la población en la provincia de Huesca.
D. A.

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, tras Huesca ciudad se sitúan, por número de habitantes, Monzón, con 17.650 vecinos; Barbastro, con 17.214; Fraga, con 15.294; Jaca, con 13.437; Binéfar, con 9.927; Sabiñánigo, con 9.371; Sariñena, con 4.164; Tamarite de Litera, con 3.445; y Graus con 3.420 vecinos. Estos son los diez municipios altoaragoneses con más habitantes.

Les siguen Almudévar, Aínsa y Benasque, con 2.394, 2.315 y 2.282 habitantes, respectivamente. Tras ellos, el resto de localidades de la provincia tiene menos de 2.000 habitantes.

Entre 2.000 y 1.000 habitantes se sitúan, por ejemplo, Binaced (1.621); Sallent de Gállego (1.557); Biescas (1.584), Altorricón (1.416), Benabarre (1.175); Boltaña (1.097) y Ayerbe (1.059).

Y por debajo de los cien habitantes (además de los ya citados de Fago, Senés de Alcubierre, Viacamp y Litera, y Palo) están Baells (90 vecinos), Baldellou (79), Barbués (90), Barbuñales (98), Beranuy (72), Bonansa (91), Borau (90), Castigaleu (88), Chía (87), Hoz de Jaca (77), Laperdiguera (95), Loscorrales (98), Monesma y Cajigar (66), Olvena (67), Piracés (95), Puente de Montañana (94), Santaliestra (79), Sopeira (93), Torres de Alcanadre (85), Valfarta (58), Valle de Bardají (58), Valle de Lierp (53) y Yésero (58).

El aumento de la población de la provincia de Huesca en 1.192 habitantes viene a consolidar y certificar un incremento que encadena ya cinco años consecutivos y que supone un freno a la sangría demográfica, en opinión del comisionado para la lucha contra la despoblación del Gobierno de Aragón, Javier Allué. A su juicio, estos incrementos responden a la generación de oportunidades y empleo y a los buenos datos de saldos migratorios. Pero además, el comisionado apunta que, según la proyección de población, el conjunto de Aragón va a seguir creciendo hasta el año 2030.

Por ahora, la Comunidad mantiene su población con 1.326.315 habitantes. De hecho, en el conjunto de la región, solo se han sumado 54 vecinos con respecto a enero de 2021, ya que Zaragoza ha perdido 1.014 y Teruel 124.

La provincia de Zaragoza representa más de 72% de la población regional; la de Huesca, alrededor del 17%; y la de Teruel, sobre un 10% .

En la última década, entre 2012 y 2022, Aragón ha perdido 23.152 habitantes. Sin embargo, según explica Javier Allué, si se desglosa por legislaturas, se aprecian notables diferencias. Entre 2012 y 2016, Aragón perdió 40.904 habitantes, mientras que entre 2016 y 2019 ganó 10.728; y entre 2019 y 2022 sumó 7.024. Como dato curioso, destaca que entre 2012 y 2016, Aragón perdió casi el doble de habitantes que en toda la última década. l

Etiquetas