Comarcas

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

El Plan de Vivienda logra atraer a más de una treintena de nuevos pobladores

#CONTRALADESPOBLACIÓN

El Plan facilita la concesión de préstamos sin intereses a municipios de menos de 1.000 habitantes.
El Plan facilita la concesión de préstamos sin intereses a municipios de menos de 1.000 habitantes.
S.E.

Atajar la problemática de la despoblación no está siendo sencillo para las instituciones. Una de las patas sobre las que se asientan las posibles soluciones es la vivienda. La provincia de Huesca cuenta con numerosas edificaciones vacías o en estado de ruina. Su rehabilitación facilitaría el asentamiento de nuevos pobladores, además del mantenimiento de los jóvenes en sus pueblos de origen.

En el año 2020, la Diputación Provincial de Huesca (DPH) puso en marcha el Plan de Fomento de la Vivienda. Este posibilita la concesión de préstamos sin intereses a los ayuntamientos con menos de 1.000 habitantes, siempre y cuando se destine a alquiler. Se convoca anualmente y permite a los consistorios la creación de vivienda pública a bajo coste, pudiendo amortizar la cuantía solicitada para ello en un plazo máximo de 30 años. Si superan esa población, los ayuntamientos pueden realizar solicitudes para aquellos núcleos del término municipal que no alcancen esa cifra.

De esta manera, eliminando los intereses se suprimen también costes adicionales asociados a los préstamos económicos, y otorgando un plazo tan amplio de amortización se permite a los ayuntamientos que puedan ir devolviéndolo con las cuotas que perciban del alquiler. Y es que, el elevado coste de los pisos en arriendo en el medio rural es otra complicación añadida, que se intenta solucionar fijando una renta máxima en estos alojamientos municipales.

En este período, el plan ha permitido acondicionar 61 nuevas viviendas en 33 localidades diferentes en la provincia. A su vez, han posibilitado la llegada de una treintena de personas como nuevos pobladores. La inversión total en los tres primeros años fue de casi tres millones de euros y, para el 2023, se contempla una partida inicial de 1,6 millones de euros para este Plan. (600.000 compra solares y un millón para préstamos).

Con respecto a la compra de edificios y solares, la Diputación incluye un segundo programa de subvenciones que incrementa a 80 las viviendas acondicionadas en alrededor de 40 municipios, situando la inversión en cinco millones de euros.

El futuro de los pueblos

“Incrementar el parque público de vivienda en el medio rural es vital para el futuro de nuestros pueblos”, ha manifestado Miriam Ponsa, diputada delegada de Iniciativas Locales de la Diputación. Para muchos de ellos ha sido un soplo de aire fresco y un impulso a su proyecto de crecimiento.

En el caso de Esplús, municipio de la comarca de La Litera “resolver el que se había convertido en uno de nuestros principales problemas”, señala su alcaldesa, Tania Solans, ya que el municipio cuenta con “buenas comunicaciones y oportunidades laborales”, incide.

Fueron dos las viviendas rehabilitadas en la localidad. Concretamente para dos parejas de Esplús que buscaban casa de alquiler en el pueblo, ya que trabajan allí y tenían que vivir en Binéfar ante la escasez de vivienda.

Fijándose en este ejemplo, Viacamp y Litera solicitó una subvención en el año 2020 para la rehabilitación de cinco viviendas. De aquí a un mes saldrá la licitación y esperan tenerlas terminadas a finales de año.

“Se trata de edificaciones de obra nueva”, señala su alcalde, Alfredo Pociello, debido a que los espacios estaban prácticamente en estado de ruina. Con el objetivo de atraer a nuevos pobladores, el municipio adquirió en el pasado viviendas de propiedad municipal que “siempre han estado ocupadas”, valora el alcalde.

Como estos últimos, Benabarre o Ansó, con cinco y cuatro viviendas respectivamente, han promovido las mismas políticas habitacionales. Entre los requerimientos, los inmuebles deben ser destinados únicamente a alquiler con un máximo de 255, 60 euros con una duración de la estancia de al menos dos años.

Etiquetas