Alto Gállego

ALTO GÁLLEGO - INFRAESTRUCTURAS

El tramo Sabiñánigo Este-Oeste de la A-23 podría estar en 2023

Fomento propone la obra a la UTE formada por Aldesa Construcciones y Rover Infraestructuras

El tramo Sabiñánigo Este-Oeste de la A-23 podría estar en 2023
El tramo Sabiñánigo Este-Oeste de la A-23 podría estar en 2023
M.P.

SABIÑÁNIGO.- El Ministerio de Fomento ha propuesto a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Aldesa Construcciones y Rover Infraestructuras como adjudicataria del contrato para la ejecución de las obras del tramo Sabiñánigo Este -Sabiñánigo Oeste de la Autovía Mudéjar A-23.

Esta información aparece en el informe sobre la valoración de las propuestas presentadas para este contrato de obras hecho público por el Ministerio de Fomento, con fecha 9 de agosto de 2019. En dicho documento se refleja que el plazo de ejecución de las obras será de 40 meses, por lo que se estima que a lo largo de 2023 pueda estar terminada.

Esta UTE de empresas ha recibido la mejor puntuación de las 21 constructoras presentadas al procedimiento, ofertando la obra en 58.613.473,37 euros más el IVA, total 70.922.302,78, un 22,6 por ciento menos que el precio base de licitación que se situaba en 91,6 millones con IVA incluido.

La alcaldesa de Sabiñánigo, Berta Fernández, explicó este martes a este periódico que la semana pasada mantuvo una reunión en Zaragoza con responsables de la delegación de Fomento, quienes confirmaron "que todo el proceso seguía hacia adelante con el trámite normal en este tipo de actuaciones, y las previsiones que ellos tenían no habían cambiado".

"A nosotros nos gustaría que las obras comenzasen cuanto antes, y que la ejecución de las mismas sea ágil para que en el menor tiempo posible podamos todos disfrutar de esta vía de comunicación. En principio, a mediados de 2023 este tramo tendría que estar acabado, pero lógicamente el que esté prorrogado el presupuesto es un hándicap", comentó la alcaldesa.

El proyecto de este tramo de autovía comprende también la construcción de dos rotondas, la que se conoce como la de entrada a Mercadona desde Biescas y la rotonda de Aurín. "Esta última, como he dicho en otras ocasiones, vendría a solucionar el problema del cruce de Aurín de la carretera N-330, en la circunvalación de Sabiñánigo, que reivindican los vecinos de esta localidad del municipio desde hace tiempo", explicó Fernández.

Cuando el pasado mes de junio salió la licitación de este tramo, la alcaldesa manifestó que iba a ser una mejora "con medidas de seguridad para nuestros vecinos del término municipal de Sabiñánigo, de nuestros núcleos, y una mejora en el tráfico, sobre todo en la época invernal cuando normalmente viene tan saturado por las estaciones de esquí".

Por su parte, el alcalde de Aurín, localidad perteneciente al municipio de Sabiñánigo, Juan Carlos Ascaso, dijo que esa licitación era una buena noticia dados los problemas por accidentes que se producen en el cruce de esta localidad.

"Esperamos que cuanto antes empiecen los trabajos", dijo, y argumentó que, dentro de lo que es la obra del propio tramo, "es prioritario que se empiece por esta rotonda de Aurín, por la peligrosidad que tiene. Cuanto antes esté hecha antes pasaremos página", concluyó.

Etiquetas