Alto Gállego

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

El vino de las nieves, las viñas más altas de la península ibérica

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Viñedos de las Bodegas Bal Minuta, en Barbenuta.
Viñedos de las Bodegas Bal Minuta, en Barbenuta.
Bodega Bal Minuta

El pueblo de Barbenuta, municipio de Biescas, se encuentra situado en la ladera de una montaña, a una altitud de 1.200 metros, y allí es donde crecen las viñas del Vino de las Nieves, en plena alta montaña, una experiencia única, ligera y que guarda en su interior el alma purificadora de la alta montaña. “Un paisaje único que aporta a las uvas el sabor característico de Los Pirineos”, explican sus artífices, los enólogos Pilar García y Ernest Guasch, que hace más de diez años se trasladaron al Alto Gállego para desarrollar su proyecto de vida.

“Cuando nosotros vinimos aquí teníamos mucha ilusión y muchas ganas de plantar, pero al final no sabíamos si ese sueño iba a poder salir adelante y mucho menos si íbamos a poder vivir de ello”. Argumentan que el proyecto era “bastante ambicioso y nuestras expectativas eran como a largo plazo, pero se han cumplido con creces porque hoy tenemos nuestra propia bodega, los vinos los vendemos cada añada, incluso si hiciéramos más, más venderíamos. Diríamos que sí, que se han cumplido totalmente nuestras expectativas, más de lo que esperábamos”.

"Vinimos aquí teníamos mucha ilusión y muchas ganas de plantar, pero al final no sabíamos si ese sueño iba a poder salir adelante"

En 2012 tras tomar muestras de suelos por toda la ladera cercana a Barbenuta y hacer estudios de viabilidad en varios campos de la zona, Pilar y Ernest comenzaron a plantar vides en Barbenuta una zona de la que tomarían el nombre de su bodega, Bal Minuta. Plantaron variedades de Riesling, Gewürztraminer, Chardonnay, Pinot Noir y Cabernet Franc convirtiéndose en las viñas más altas de la Península Ibérica.

En 2015 recogieron la primera cosecha de los campos de Barbenuta, de donde salió el primer vino no comercializado de Bodegas Bal Minuta, el “Vino de las Nieves”. Se procesó y embotelló en el Vivero de Empresas Agroalimentarias de Adecuara, en Biescas. “Cuando nosotros llegamos aquí y realizamos las primeras pruebas en 2014-2015, fue cuando decidimos que la marca iba a ser El vino de las Nieves y la registramos. Nos pareció que esta marca era la que representaba el vino de aquí. Fue como la búsqueda por poner un nombre que representara un poco donde estamos”.

El primer vino que hicieron con esta marca fue un blanco y después llegaría el tinto. “En realidad tenemos dos marcas comerciales, una es Pájara, con la que hacemos un blanco y un tinto, es como nuestra gama básica para llegar al lineal del supermercado, a hostelería, a restauración, y, por otro lado, esta nuestra marca del Vino de las Nieves con la que tenemos blanco y tinto, el Pinot Noir, y Viña Balén, son todos vinos de las Nieves, el Manelmía y el Nieu, aunque cada uno tiene su nombre, también están dentro de esta marca que engloba a todos los vinos de nuestras viñas”.

El año pasado inauguraron en Barbenuta su propia bodega, Bal Minuta, que se está convirtiendo en un referente nacional del vino de altura.

Una característica que les diferencia de otros vinos de otros lugares, es la altitud donde están las viñas. “Esto es lo que primero destaca a nuestras uvas, la altitud a la que están les da unas características especiales, y a partir de ahí, es donde empieza todo. Nuestros caldos son de una manera peculiar por una altitud a la que están, todo lo que hacemos tiene que ver con el sitio en el que estamos y la altitud. El nombre de esta marca salió porque estamos en zona de nieves, además somos amantes de la nieve y del sí con lo que todo va muy unido”.

Pilar García y Ernest Guasch quieren seguir creciendo en Bodegas Bal Minuta y la idea que llevan es que los caldos del Vino de las Nieves se vayan ampliando con el tiempo, aunque de momento no tienen previsto ampliar la gama, “ya tenemos ocho vinos diferentes, pero nunca se sabe”. De momento están ampliando las viñas. “En 2018 plantamos más con la intención de producir más, y ese campo está empezando a producir. En los próximos dos o tres años iremos aumentando la producción y buscaremos algún campo más donde poder seguir plantando para ir creciendo”.

Etiquetas