Bajo Cinca

CORONAVIRUS

El presidente del Bajo Cinca, preocupado por el aumento de casos, espera no aumentar las restricciones

Ibarz extiende su preocupación por el repunte de casos también en la vecina provincia de Lérida

Se detecta un 50 % de positivos en las 450 pruebas PCR realizadas en el centro de salud de Fraga en la última semana
Centro de salud de Fraga
J.C.

El presidente de la Comarca del Bajo Cinca, Marco Ibarz, ha expresado su preocupación por el aumento de casos de coronavirus SARS-CoV-2 en este territorio. "Vemos que los datos van en aumento y esperamos que vayan a más porque irán saliendo los contagios que se hayan producido en Semana Santa", ha sostenido.

De momento, ha añadido, el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón no se ha puesto en contacto con la entidad comarcal y ha confiado en que no sea necesario endurecer las restricciones para hacer frente a la propagación de virus.

La Dirección General Salud Pública ha notificado este jueves 48 nuevos positivos en la provincia de Huesca, cuya zona oriental sigue reuniendo el mayor número de contagios. La zona básica de Fraga ha comunicado diez nuevos positivos, seguida por los siete de la zona de Binéfar, seis en Monzón Urbana, cinco en Tamarite y Graus, cuatro en Jaca, tres Biescas y Huesca capital, dos en Benabarre y uno en Monzón Rural.

La zona oriental de la provincia oscense está siguiendo los pasos de la vecina Lérida, donde en los últimos días también está aumentando el número de contagios.

El presidente de la Comarca del Bajo Cinca ha manifestado al respecto que están aumentando los casos "y en la vecina Lérida también; generalmente, vamos a la par o, a veces, empiezan ellos a sumar y luego nosotros, o al revés", algo "normal" porque "hay mucha relación entre ambas zonas, bien por temas de estudio o laborales".

Sobre el inicio de la campaña de recogida de la fruta, después de que el año pasado se registrara un brote que comenzó en una finca frutícola de Zaidín, Ibarz ha apuntado que los contagios, en la actualidad, no se deben a los temporeros, cuya contratación este año se verá reducida a la mitad porque las heladas han reducido la necesidad de mano de obra.

No obstante, ha comentado que estas personas "llegarán igualmente, pero cuando sean conscientes de la realidad y vean que aquí no hay trabajo, se irán a otros puntos donde sí lo haya".

Etiquetas