Cinca Medio

CINCA MEDIO - INSTALACIONES PORTUARIAS

Los puertos de Barcelona y Tarragona entran en el accionariado de TIM

Destacan el aumento de los tráficos en la instalación de Monzón, que califican de “clave”

Polígono La Armentera de Monzón
Polígono La Armentera de Monzón
D.A.

El Port de Barcelona y el Port de Tarragona se han incorporado al accionariado de la sociedad Terminal Intermodal Monzón (TIM), que gestiona en el polígono La Armentera de la capital mediocinqueña dos terminales ferroviarias, una dedicada al tráfico de contenedores y otra al de sólidos a granel (Agro-TIM), básicamente dedicados a la alimentación animal.

Precisamente, esta última gestiona tráficos ferroviarios de cereales que se descargan en los puertos de Barcelona y Tarragona.

El Port de Barcelona dispondrá de un 10% y el de Tarragona de un 5 % de las acciones de la sociedad, de la cual es accionista mayoritaria la empresa aragonesa Samca y donde también tiene participación la empresa Logirail.

La terminal de contenedores de TIM acoge desde hace años decenas de servicios ferroviarios que la conectan con el Port de Barcelona y que prestan servicio a la industria de la provincia oscense, en concreto de los sectores químico y agroalimentario. Según destacan desde el Port de Barcelona, en los primeros cinco meses de este año, la terminal de contenedores ha gestionado más de 10.000 TEU con origen o destino al Port de Barcelona, lo cual representa un incremento superior al 100% con respecto a las cifras de 2020. “Se trata de una de las terminales intermodales de todo el nordeste peninsular que ha experimentado unos crecimientos de tráfico más pronunciados los últimos años”, destacan.

Desde el Port de Tarragona explican que con su entrada en el accionariado de la TIM pretenden mejorar el servicio que ofrece a sus clientes. A su juicio, las instalaciones de Monzón son “clave” en el desarrollo del negocio de Port Tarragona enfocado a potenciar la carga general. Además -añaden- la operación permite aumentar la capacidad y el volumen de tráficos como los agroalimentarios (cereales para fabricación de pienso, principalmente).

Esta alianza estratégica que ha llevado a cabo el Port de Tarragona supone un desembolso de 147.100 euros y se alinea con la nueva estrategia orientada a potenciar la carga general y cereales a granel. Esta estrategia ha empezado a dar sus frutos como lo demuestra la nueva ruta Ro-Ro con Turquía que ya ha movido 3.300 TEUs mensuales de entrada y salida. Paralelamente a la estrategia de carga general, el Port de Tarragona ha potenciado la intermodalidad, que permite cargar todo tipo de contenedores y enviarlos por mar, carretera o ferrocarril a cualquier punto de Europa y la península.

Genoveva Climent, directora del departamento comercial y desarrollo de negocio, ha destacado que “como puerto que tiene una terminal de contenedores, también nos interesa este aspecto y, de hecho, por eso hemos acabado apostando por TIM Monzón. No buscamos exclusivamente puertos secos de productos agroalimentarios, queremos también que sean versátiles”.

Etiquetas