Jacetania

energía

Jaca aplica una moratoria de un año a la instalación de grandes parques solares

El pleno municipal aprueba una propuesta con el apoyo de todos los grupos municipales

El pleno de Jaca aprueba 2,3 millones para inversiones
Imagen de archivo de un pleno municipal en Jaca
R.G.

El pleno del Ayuntamiento de Jaca del pasado miércoles aprobó una moratoria de un año contra los grandes parques solares ante el interés mostrado por varias empresas en impulsar un macroproyecto en los términos municipales de Jaca y Sabiñánigo, que motivó la creación de una plataforma de opositores y el rechazo de los vecinos de Espuéndolas, uno de los núcleos rurales afectados.

La propuesta aprobada de urgencia y por unanimidad acuerda “la suspensión cautelar del otorgamiento de licencias urbanísticas y licencias ambientales de actividad clasificada exigibles para la implantación de instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables de una extensión superior a 5 hectáreas o 10 hectáreas en agrupación o localizada a menos de 700 metros del suelo urbano de cualquier núcleo por el plazo de un año en todo el término municipal”.

El objeto de la propuesta es “adaptar las determinaciones del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Jaca -compatibilidad de usos, extensión y distancias, etc...- al Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030, al Plan de Redes de Transporte 2021-2026 y al Plan Energético de Aragón 2021-2030”. De la suspensión cautelar quedan excluidas las licencias solicitadas a la fecha de adopción del acuerdo.

Los grupos acordaron que en este punto solo interviniese el alcalde, Juan Manuel Ramón, que dijo que “la moratoria da a tiempo a que los planes vean la luz” y “el tema se pueda estudiar adecuadamente”, dado que “el PGOU de Jaca no contempla de forma expresa este tipo de grandes instalaciones”, que pueden “provocar oposición ciudadana” y “generar impactos negativos”.

La suspensión cautelar del otorgamiento de las licencias mientras el planeamiento urbanístico se adapta a la planificación energética “es el mecanismo idóneo para evitar situaciones administrativas consumadas”, según la propuesta del Consistorio, que fija unos límites “por debajo de los que no hay un impacto ambiental significativo”.

Etiquetas