Jacetania

JACETANIA / CARRETERAS

“Se mantiene el pulso” contra el trazado norte de la variante de Jaca

Para verano de 2022 se espera una sentencia sobre el proceso judicial abierto en la Audiencia Nacional

Federico Fillat, Jaime Doreste y Margarita Langa, durante su intervención, junto a mapas de la variante.
Federico Fillat, Jaime Doreste y Margarita Langa, durante su intervención, junto a mapas de la variante.
R.G.

La Asociación Jaca Sin Perder el Norte, representada por su presidenta, Margarita Langa, y por Federico Fillat, declaró este martes  que “se mantiene el pulso” en los tribunales contra la variante y aclaró la situación judicial del proyecto por medio de su abogado, Jaime Doreste, para el que hubo “cierta confusión interesada por parte del alcalde”.

Una vez aprobado el proyecto de la variante en 2015, “fue recurrido por la asociación y ese recurso fue desestimado por la Audiencia Nacional, presentándose un recurso de casación, que fue inadmitido, lo que entra dentro de lo normal, porque pasa con el 90 % de esos recursos”, según el abogado.

JSPN abrió un segundo proceso al presentar en 2020 un requerimiento ante el Ministerio de Transportes y el de Transición Ecológica, sobre “la pérdida de vigencia de la declaración de impacto ambiental”. Para el abogado, “no se tiene en cuenta que han cambiado las condiciones ambientales como el crecimiento del urbanismo, la funcionalidad de la autovía o la regulación de espacios protegidos”.

Ante el silencio administrativo, interpretado como rechazo, se presentó un nuevo procedimiento, que “está en curso, en la fase de pruebas, y quedan las conclusiones de las partes”, según Jaime Doreste, que estima que “para verano debería haber sentencia” en la Audiencia Nacional. Si el fallo es negativo, no descartan ir a los tribunales europeos.

En cuanto a pedir medidas cautelares, apuntó que “no tiene sentido porque el proyecto lleva seis años durmiendo el sueño de los justos y no tiene presupuesto”. “Se plantearían si hubiera riesgo de que fueran a empezar las obras”, dijo, atribuyendo el retraso a “la presión social y la falta de convencimiento del ministerio hacia un proyecto caro”. Además, como Francia rechaza la conexión por autovía, “el proyecto pierde mucho peso”.

Margarita Langa pidió “justicia y empatía” con la causa, aparte de “honestidad en las declaraciones”. “Todos los vecinos tienen derecho a no sufrir contaminación”, dijo, reclamando “una solución para el norte y el sur”. A su juicio, con la variante por el norte “el impacto sería el mismo” que ahora, con mercancías peligrosas pasando por el centro, ante la cercanía del trazado a colegios o residencias de ancianos.

Etiquetas