Jacetania

COSAS DE CASA

El Grupo Vocal Doña Sancha y Oroel cumple una década

Sus componentes han amenizado eventos en Jaca y han representado a Aragón en España y Francia

El Grupo Vocal Doña Sancha y Oroel.
El Grupo Vocal Doña Sancha y Oroel.
S.E.

La Asociación de Consumidores y Usuarios Doña Sancha de Jaca, creada en 1991 y presidida por Isabel Castillo, cuenta con unos 850 asociados, a los que ofrece un sinfín de actividades, tratando de dar rienda suelta a sus inquietudes y fomentando su participación activa en el desarrollo socio-cultural de la ciudad y su entorno más inmediato.

Siguiendo esa filosofía y con la voluntad de canalizar el interés de algunos socios por el área musical, en febrero de 2012 -en concreto el día 6- se creó un taller de canto que reunió a una quincena de personas, convirtiéndose en el precedente del Grupo Vocal Doña Sancha y Oroel, que hoy en día ultima el programa de su décimo aniversario.

Bajo la dirección de Susana Carrillo desde sus inicios, el grupo cuenta con 28 componentes y está plenamente consolidado, después de animar decenas de citas organizadas en los pueblos de la Jacetania. Además, representó a Aragón en otras comunidades, como Andalucía y País Vasco, y superó la barrera de los Pirineos, realizando intercambios con Francia.

Susana Carrillo.
Susana Carrillo.
R.G.

Susana Carrillo observa un progreso muy positivo en el Grupo Vocal Doña Sancha y Oroel. “A nivel de grupo, hay un avance general muy potente; y a nivel individual, también hay una evolución personal”, dijo la directora, resaltando que “hay más confianza y más soltura al trabajar diferentes estilos”, cuando “no es lo mismo cantar un bolero que una ranchera”.

Además, “hay muchas ganas de continuar” y, “después de diez años con la misma persona dirigiendo, produce mucha satisfacción que quieran seguir y que se les vea disfrutar”, según reconoció la andaluza, que es de Caniles (Granada), donde combinaba su trabajo con la labor de monitora de la tuna municipal y la dirección del Coro Rociero Aljaraz. “Me dedicaba a la música, pero entonces era como un hobbie y en Jaca he podido dedicarme en exclusiva a ello”, precisó.

El grupo llegó a tener a entre 38 y 40 integrantes. “Durante la pandemia, hemos sufrido bajas de gente que se ha quedado por el camino y personas que por miedo o por sus circunstancias personales no han querido o podido seguir”, dijo Susana Carrillo. Entre las pérdidas, sobresale la muerte de Charo García, que fue alcaldesa de Santa Cruz de la Serós y presidenta de la Asociación Doña Sancha.

El taller de canto iniciado en 2012 dio pie al Grupo Vocal Doña Sancha, que pronto empezó a ofrecer actuaciones por la Jacetania, lo que animó a la gente a sumarse al proyecto, llegándose a crear en 2014 un segundo grupo, Voces de Oroel, como introducción. Una vez consolidado también, se unificaron esos dos grupos, dando lugar al Grupo Vocal Doña Sancha y Oroel.

Mayoría femenina y espíritu joven

Desde el primer momento, en la coral “hay una mayoría de mujeres”, como explicó Susana Carrillo, que dirige una agrupación con personas de 40 a 83 años. “Es un umbral de edad muy grande, pero lo más interesante son sus ganas y su tremenda predisposición a cantar y a participar en cualquier actividad. Todos somos adultos, pero con un espíritu extremadamente joven”, apuntó.

Junto al hecho de promover una vida activa y servir de acicate para implicarse con la sociedad local, otra de las grandes virtudes del grupo es sacar a sus componentes de su zona de confort y animarles a cantar delante del público. “Hay mucha gente a la que al principio le daba vergüenza y siempre quería ponerse atrás. Ahora, tienen más confianza al cantar y relacionarse como grupo”, apuntó la directora, para la que “este tipo de actividades son también como un taller social”.

Su método de trabajo es “ensayo-error, por imitación, sin partituras o un lenguaje musical concreto”, porque “hay muy pocos (componentes) que tienen conocimientos musicales, aunque tienen buen oído y buena voz”, como relató Susana Carrillo, agregando que “el grupo tiene aptitudes y un gran potencial”. “Es cuestión de desarrollarlas y sacar todo el potencial”, añadió.

Si hay personas interesadas en sumarse, el grupo les abre las puertas. La directora les recomienda “que vengan, prueben y vean mis métodos de trabajo”. La idea es “que vayan aprendiendo y se incorporen poco a poco”, de modo que “cuando tengan su potencial plenamente desarrollado, se lancen al ruedo con el resto”.

Amplio repertorio

El grupo cuenta con “un repertorio muy variado”, que confiere cierto protagonismo al folclore aragonés “con temas de Labordeta, La Ronda de Boltaña o canciones populares de Aragón”. Además, se atreven con las rumbas, las sevillanas, los pasodobles, los valses o el pop. “No estamos encasillados. Tocamos todo lo que nos gusta”, apuntó Susana Carrillo, recordando que “también hay canciones en occitano”, de los intercambios con Francia, una experiencia que “motiva al grupo”.

De igual modo, la coral participó en el certamen de villancicos de la Federación de Casas Regionales de Guipúzcoa, representó a Aragón en Sevilla y cantó la misa rociera en Almonte (Huelva). No obstante, el ADN del grupo es “moverse mucho por la Jacetania y el Alto Gállego”.

“Nos encanta actuar en Jaca, donde hemos hecho conciertos de villancicos o hemos colaborado con asociaciones solidarias. Y cuando salimos a los pueblos nos reciben con muchísimo cariño”, indicó Susana Carrillo, citando las visitas a Sabiñánigo, Biescas o Puente La Reina. En este décimo aniversario, “la idea es hacer actuaciones en Jaca y los pueblos” con la misma simpatía y la voluntad de que “el grupo esté disponible para colaborar en lo que sea necesario”.

Para concluir, la directora agradece el respaldo del Ayuntamiento de Jaca, que “nos ha ayudado bastante a continuar con esta actividad”, y a la Comarca de la Jacetania, “por contar con nosotros para las actuaciones en los pueblos”. Además, subraya el apoyo de la Asociación Doña Sancha, que “siempre ha respaldado el taller, el coro y al grupo como tal”. 

Etiquetas