La Hoya

LA HOYA - METEOROLOGÍA

La granizada provocó daños materiales en Almudévar

La tormenta afectó a la zona urbana de la localidad mientras que los cultivos no sufrieron pérdidas muy elevadas

Imagen de las bolas de granizo de la tormenta que afectó este martes a Almudévar
Imagen de las bolas de granizo de la tormenta que afectó este martes a Almudévar
S.E.

La tormenta de granizo que se registró en Almudévar este martes por la tarde causó daños materiales en el casco urbano de la localidad y sorprendió a los agricultores al no producir consecuencias graves en los cultivos.

Según explicó el alcalde de Almudévar, Antonio Labarta, algunos vehículos sufrieron los golpes de las grandes piedras de granizo. Las claraboyas y los tejados de algunas viviendas también se vieron gravemente afectadas. Sin embargo, los daños causados a los cultivos, según informaron algunos agricultores, fueron menores, ya que el granizo más grande impactó en la zona urbana.

Los terrenos de Valentín Faulo no sufrieron casi las consecuencias de esta tormenta. “En el campo hay zonas en las que el granizo produjo más daños, en otras casi ni se nota”, explicó el agricultor. “El olivo este año tenía muy poca producción, las aceitunas se hubiesen caído más si el árbol hubiese estado bien cargado. Las viñas que he mirado de momento tampoco tienen casi nada, en los huertos sí que fue un poco peor”, añadió.

Jesús Labarta, también agricultor, se llevó “una grata sorpresa” al llegar al campo. La tormenta le cogió de camino al pueblo y tuvo que refugiarse debajo de los árboles. “Pensaba que los golpes del granizo romperían la furgoneta”, declaró. Sin embargo, al llegar al campo, no se encontró los desastrosos daños que esperaba.

“No ha sido una catástrofe, habrá entre un 5 % y un 10 % de daños”, explicó Jesús Labarta. Además, indicó que la tormenta afectó sobre todo al maíz, que es el grueso del cultivo, y un poco al girasol y a la alfalfa. A nivel agrícola, para Labarta hubo una afección de unas 400 o 500 hectáreas, pero informó de que este perjuicio es mínimo, no supone un problema que llame la atención.

Además, explicó que en el pueblo las consecuencias materiales de la tormenta fueron peores.

“En el pueblo nos asustamos, caían unas piedras que no habíamos visto nunca”, comentó Valentín Faulo. 

Etiquetas