La Hoya

LA HOYA

Una empresa de Ejea compra el monasterio de Casbas para abrir un hotel

Además de los alojamientos, pretenden crear un espacio multidisciplinar en el edificio catalogado como Bien de Interés Cultural

La empresa zaragozana Pissiose, dedicada a la hostelería, adquiere en subasta el conjunto monástico.
La empresa zaragozana Pissiose, dedicada a la hostelería, adquiere en subasta el conjunto monástico.
Rafael Gobantes

El Monasterio de Santa María de Casbas ya tiene nuevo propietario. La empresa Pissiose, de Ejea de los Caballeros, resultó la nueva dueña de este Bien de Interés Cultural (BIC) hoyense tras una subasta -dentro del concurso de acreedores de la quebrada Fundación Progea, anterior propietaria del cenobio- que tuvo lugar en la mañana del miércoles en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Zaragoza y en la que se presentaron dos ofertas.

Ahora, el nuevo grupo, dedicado al sector hostelero, pretende abrir un hotel de dos o tres estrellas, con una capacidad de 25 o 30 habitaciones, la creación de una biblioteca y un centro de digitalización de fondos especializado en Historia medieval, constituido por fondos de las bibliotecas de varios profesores y catedráticos de la Universidad de Zaragoza.

En esta nueva etapa del conjunto monástico también se prevé construir aulas, salas de reuniones y espacios multifuncionales para albergar actividades culturales, sociales o empresariales, apuntan desde el grupo en nota de prensa, además de darle un posible uso residencial o asistencial para personas mayores.

Aunque desde Pissiose destacan que la conservación del edificio es “bastante aceptable” gracias a la intervención de las cubiertas llevada a cabo por la Fundación Progea, tras la quiebra de ésta “se habían interrumpido los trabajos de recuperación y conservación que siguen siendo necesarios”.

Desde el Ayuntamiento de Casbas, que ha estado en contacto con los compradores desde que desvelaron su interés por adquirir el cenobio, su alcaldesa, María Pilar Viu, explica la satisfacción que le generó la noticia del resultado de la subasta: “Son gente que tenía aspiraciones y quería hacer algo con el monasterio. Pienso que para el pueblo es lo ideal, que haya un cambio tan importante porque tal y como está ahora (el edificio), no podía seguir mucho tiempo”.

El monasterio de Casbas llevaba parado desde 2004, indica la alcaldesa, cuando las monjas de la orden del Císter abandonaron el recinto. “Progea lo ha tenido 17 años (2014-2021), y sí que hicieron cosas en tejados y claustros, pero el monasterio ha estado muy descuidado. Han estado aquí pero tampoco se han dedicado a cuidar el monasterio”, comentó Viu.

Durante este periodo, el monasterio de Casbas también albergó desde 2019 hasta el pasado mes de julio el Museo de las Matemáticas de Aragón, que se trasladó al Parque Tecnológico de Walqa cuando el conjunto se puso a la venta, reabriendo sus puertas en el nuevo emplazamiento el pasado mes de agosto.

El conjunto, con una superficie edificada de cerca de 10.000 metros cuadrados y situado en una parcela de 29.000 metros cuadrados, fue fundado en el siglo XI y su configuración actual es producto de diferentes etapas constructivas que abarcan desde el siglo XII al siglo XVII.

Además, fue declarado Monumento Histórico-Artístico de carácter nacional, mediante Real Decreto de 16 de noviembre de 1979 del Ministerio de Cultura, y el 16 de febrero de 2004 se completó su declaración como Bien de Interés Cultural. Por ello, está sujeto a la legislación de protección del Patrimonio Histórico del Gobierno de Aragón.

Etiquetas