La Hoya

OJO AVIZOR

Los marineros del futuro se fondean en La Sotonera

Estudiantes de CAFD, bomberos y Protección Civil realizan prácticas en el embalse

Estudiantes de CAFD de Unizar realizan prácticas con las embarcaciones de La Sotonera.
Estudiantes de CAFD de Unizar realizan prácticas con las embarcaciones de La Sotonera.
S.E.

El mar es un lugar inhóspito si uno no está lo suficientemente preparado. Para ello hay que ponerse a prueba, en todas las circunstancias. Y algunos aprovechan las templadas aguas del embalse de La Sotonera para dar sus primeros pasos.

En concreto, los alumnos del grado en Ciencias de la Actividad Física del Deporte (CAFD) han realizado sus primeras prácticas en el embalse, dando sus primeros pasos en Vela, Kayak, Windsurf, Padelsurf y Skiacuático. Iberaventura es la encargada de dotarles de las embarcaciones necesarias, además de dar una clase práctica a los recién llegados.

“Este verano se ha acercado mucha gente a probar, tanto grupos de amigos como familias. También gente que pasa por aquí y se ha apuntado a las actividades o aquellos que residen en Las Grullas y han visto la oferta”, indica Javier Sorribas, propietario de la empresa.

La única pega es que la sequía que afecta al pantano les está limitando alguna de las actividades. “Es un mal que tenemos todos los veranos, cuando comienzan los riegos, corremos el riesgo de perder algún deporte acuático. Pero con el deshielo de la montaña, volverán al año que viene”, comenta.

Al mismo tiempo, Iberaventura oferta la estancia en el embalse en casas rurales que poco a poco, “empiezan a tener mucho público”, remarca Sorribas. El proyecto de ampliación está desarrollado y en el programa está previsto crear un edificio multiusos que acoja grandes eventos y celebraciones.

Licencia de navegación

Durante al menos la primera semana de agosto, opción que desapareció debido a la sequía, más de 150 personas tuvieron la oportunidad de obtener la licencia de navegación en el embalse de La Sotonera.

En su gran mayoría, han sido formados agentes de Bomberos Huesca, Bomberos Navarra y miembros de Protección Civil Tudela, además de todos los particulares que estén interesados y los socios del Club Náutico de La Sotonera. Para obtener dicha titulación, deben superar tres clases prácticas y una teórica.

Con el título, los acreditados tendrán la opción de navegar embarcaciones de hasta seis metros de eslora (con el máximo de potencia según el fabricante), motos de agua sin límite de potencia y todo ello, en navegación diurna y a tres millas de costa.

“Después de la pandemia que hemos vivido se nota que la gente lo que quiere son deportes de aventura y salir al mar”, indicó Antonio Gutiérrez, capitán de yate e instructor, junto con su socio Ángel Valios, de la empresa Pleamar-Uno.

Dado que han prohibido la navegabilidad en todos los embalses salvo en Mequinenza, la empresa ha tenido que desplazarse pero ofrece formaciones en toda la Comunidad, aunque su lugar de referencia es el embalse de Chiprana.

“Al estar seco, Confederación nos deriva a Mequinenza”, indicó Gutiérrez, que ha tenido un verano con mucho trabajo con más de 1.500 licencias concedidas. Además, la empresa permite obtener la titulación de Patrón de Embarcación de Recreo (PER), Patrón de Yate y hasta Capitán de Yate, a un precio de 200 euros.

El embalse de La Sotonera nos ha dado la oportunidad y no hemos querido desaprovecharla, ojalá podamos volver”, concluyó Antonio Gutiérrez. 

Etiquetas