Monegros

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Una taberna diurna para vermú y encuentros con música electrónica

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Entrega del premio a Óscar Sierra en la celebración del evento ‘Revuelta Rural’.
Entrega del premio a Óscar Sierra en la celebración del evento ‘Revuelta Rural’.
Marga Bretos

Vivir y trabajar en el medio rural no siempre es fácil. Principalmente por la despoblación y, como consecuencia, la falta de servicios que sufren muchas áreas rurales en nuestro país. Y cuando se trata de emprender -algo que conlleva sus propias dificultades-, hacerlo en el medio rural puede no parecer la mejor idea. Pero donde unos ven un reto, otros ven una oportunidad, y esto le ha pasado a Óscar Sierra.

Madrileño de nacimiento, con origen extremeño y monegrino de adopción, llegó hace poco más de año y medio a Sariñena. “Gracias a una oferta de trabajo. Conocí aquí a mi pareja con la que acabamos de tener un hijo y ahora planeo abrir mi propia taberna. Como ves, me ha cundido mucho el tiempo”, explica Óscar, que tiene un conjunto de cualidades para ser un buen emprendedor y así lo ha demostrado en Revuelta rural, porque este joven es capaz de convencer de que su idea de negocio es la adecuada, de atraer clientes, motivar a sus colaboradores, convencer a inversores, negociar con proveedores…

“Gracias a una oferta de trabajo. Conocí aquí a mi pareja con la que acabamos de tener un hijo y ahora planeo abrir mi propia taberna"

Óscar posee una personalidad abierta y comunicativa, inquieto, sin miedo a lo desconocido y ávido de nuevas experiencias, su proyecto exige seguir aprendiendo una vez ha empezado a rodar, además de tener clara la visión y las metas a largo plazo, siendo al mismo tiempo capaz de pivotar para adaptarse a esta gran aventura que está empezando con ‘La Pilitas Electro-Taberna’.

“La Pilitas Electro Taberna es una taberna de toda la vida con un punto de actualidad: música electrónica como telón de fondo”, manifiesta el joven. “Nosotros vivimos en un bloque situado en la plaza de la iglesia de Sariñena y en la parte baja hay un local que albergó la antigua marisquería “Los Martínez”. El local me encantó y enseguida vi las posibilidades que ofrecía. A esto se le sumó el nacimiento de Simón, mi hijo, y el sopesar el crudo panorama laboral: la inestabilidad, la cantidad de horas que estás fuera de casa,... Todo esto me llevó a decidirme por el emprendimiento. Sé que no es un camino de rosas, pero prefiero ir labrándome un camino poco a poco hasta conseguir gestionar mi tiempo y mis recursos. Para mí el éxito sería lograr pasar tiempo de calidad con mi familia”, indica.

Su experiencia en hostelería viene de cuando estudiaba. “Me críe en el rastro de Madrid y una manera de sacar dinero mientras estudiaba, era trabajar en bares y pubs los fines de semana. Además tengo mucha experiencia trabajando de cara al público, es algo en lo que me desenvuelvo bien y con lo que me siento muy cómodo. Me gusta tratar con las personas”, factor en el que además se está formando. “Estoy formándome en este campo, y aunque sé que una parte importante de la formación me la irán aportando los años, me parece provechoso invertir en uno mismo para mejorar”, indica.

‘La Pilitas’, ¿por qué ese nombre?, le preguntamos. “En mi infancia no conté con una figura materna y aquí he tenido la suerte de contar con una mujer que me ha apoyado muchísimo y que para mí es ejemplo de madre. Es un homenaje a ella, a Pilita”, dice refiriéndose a la madre de su pareja, Pilita Ariste.

De Electro-Taberna explica que es, “un concepto que nació a través de la idea de aunar tradición con actualidad. Me atraía mucho conservar esa parte antigua: lo bonito de las reuniones en las tabernas, de la cultura de bar que tanta importancia cobra en la vida de pueblo; y fusionarla con esa parte moderna: la música electrónica. Además, quiero desmitificar la idea de que la música electrónica es exclusiva del ambiente nocturno. Si sabes cómo tratarla y modificarla, puede ser ideal para acompañar un vermú con la familia o tomar unas cañas con los amigos en la terraza”.

Premio en Revuelta Rural

Óscar Sierra fue el galardonado con el segundo premio de los Monegros en Revuelta Rural. “Cuando me enteré de que se realizaba en Sariñena un evento para ofrecer formación y apoyo a los emprendedores, no dudé en presentarme. Conocí a profesionales increíbles dispuestos a escuchar cada idea y asesorarnos, y a compañeros que venían con proyectos bestiales bajo el brazo. Vivimos un ambiente de compañerismo muy bonito, en ningún momento nos concebimos como competidores, sino como compañeros de aventura”, señala considerando que, “ese concepto de “Revuelta Rural” me parece clave. Hay muchísimo potencial en los pueblos, muchísimas personas intentando sacar sus proyectos adelante, se hace necesaria una revolución en los pueblos e instituciones que nos respalden”.

Además, es DJ y productor de música. “Por ello, la música tiene un papel fundamental aquí, me gusta experimentar con ella, fusionar la electrónica con el jazz, el techno con el funky,... adaptarla al ambiente”, expone. “Mi idea es realizar sesiones en directo y abrirlas a otros DJ. Sería un punto de encuentro de artistas de la zona. En el aspecto culinario, no contamos con cocina, por lo que apostaremos por ofrecer tapas tradicionales ya preparadas”, comenta.

El joven emprendedor ha escogido Sariñena para su proyecto de trabajo y de vida. “Tanto Los Monegros como Sariñena me parecen muy buena opción para asentarme y criar a mi hijo. La mitad de mi infancia la viví en un pueblo y me gustaría concederle ese privilegio también a él. Desde lo rural, nos enfrentamos a retos mucho más complicados, pero confío en las redes de apoyo que somos capaces de crear”, reflexiona.

Asimismo, resalta su agradecimiento a ‘Revuelta Rural’ y al Ceder Monegros. “Sus gestoras, Pilar y Virginia, se han mostrado siempre dispuestas a ayudarme y espero seguir contando con ellas en el futuro”, concluye este emprendedor asentado en Sariñena.  

Etiquetas