Monegros

COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Apuesta por pisos “confortables y saludables” para asentar población

#CONTRALADESPOBLACIÓN

José Antonio Albás, junto a la promoción que realiza en Sariñena.
José Antonio Albás, junto a la promoción que realiza en Sariñena.
Marga Bretos

LA DIFICULTAD en el acceso a la vivienda, entre otras circunstancias, constituye una limitación para el mantenimiento o la atracción de población joven a los espacios rurales. El éxodo del que ha sido protagonista el medio rural desde hace décadas, ha comprometido lacontinuidad demográfica, y la evolución de la población joven que tradicionalmente se ha visto obligada a salir de las zonas rurales en busca de mejores condiciones de vida y laborales. De ahí que el papel que deberán desempeñar los jóvenes en el medio rural puede resultardecisivo para el futuro del medio de la comarca monegrina.

Pese a los problemas que presenta el medio rural, y a la imagen de despoblación, en los últimos tiempos, un creciente número de personas han decidido apostar por estos espacios, poner en marcha su proyecto de vida, familiar y laboral y hacer frente a los problemas que este medio presenta, asentándose en determinadas áreas rurales. Conocedores de los problemas, del medio social y ambiental en el que deben vivir, muchas personas deciden dar el paso de asentarse en el medio rural, aceptando un nuevo modo devida adaptado a estas circunstancias.

Contra la despoblación hay varios remedios, y uno de ellos es la configuración de espacios de vida en los que las personas puedan realizar sus funciones personales, sociales y productivas. Espacios tangibles e intangibles, dotados de recursos adecuados. Espacios sostenibles y funcionales, favorecedores y amigables. De esta forma, los pobladores permanecen o acuden a ellos. De lo contrario, los territorios se vacían hasta el nivel marcado por el voluntarismo de unos pocos dispuestos a no rendirse jamás.

Así piensa José Antonio Albas Tierz, constructor y gerente de la empresa Albas Tierz Constructora, S.L, una empresa de servicios de construcción en el ámbito público y privado. “Buscamos relaciones a largo plazo generando vínculos estratégicos con los proveedores y clientes”, explica José Antonio que además de muchas otras obras, como la de la Residencia de Mayores, está acabando con Residencial San Miguel, un edificio de ocho pisos con garajes y trasteros, ubicados en medio de Sariñena, con tres habitaciones, muy iluminados, grandes terrazas, alta calidad en los materiales y eficiencia energética y confort. Al preguntarle si hay mucha demanda de vivienda en Sariñena, José Antonio responde que mucha: “de compra y de alquiler. Ya hemos vendido cinco de los ocho pisos del edificio y aún no están finalizados”, y añade que, “los compradores son de todas las edades, tienen unas necesidades las cuales deben solucionarse lo antes posible para mejorar su calidad de vida, como la accesibilidad con la instalación de ascensores y rampas, la eficiencia energética, aislamiento térmico y acústico, suelo radiante y refrescante o aerotermia, entre otras cualidades, además de grandes ventanales y terrazas con bonitas vistas”.

Hablando de si el mercado está preparado para desarrollar la edificación consciente, saludable y eficiente, el constructor explica que, “el mercado se está preparando”. “Los que nos dedicamos al sector de la edificación saludable y confortable hemos apreciado un cambio de paradigma, la gente cada vez es más consciente y el número de viviendas pasivas o de alta eficiencia está creciendo exponencialmente”, asegura.

Pero en el medio rural, al menos existe un problema que afecta a muchos sectores, y para el de la construcción es importante: la formación. “En cuanto a la formación, es necesaria en muchos ámbitos. Necesitamos profesionales cualificados, así como es necesaria la formación de arquitectos e instaladores. La formación sigue siendo muy necesaria, es el canal gracias al cual llegamos a los profesionales, los técnicos, las administraciones y también al usuario final. Sin formación es muy difícil evolucionar”.

La realidad es que el sector de la construcción ha evolucionado y requiere ahora más profesionales cualificados. “Además de la adaptación a los nuevos sistemas de construcción más sotenibles, con aislamiento térmico y acústico, con domótica, entre otras muchas nuevas exigencias. Para ello, es necesario contar con una mano de obra cualificada que se forme periódicamente y sepa adaptarse a las nuevas circunstancias, y todo ello en el medio rural es muy difícil de conseguir”, afirma.

Etiquetas